No es un número de documento de un tenista anciano, el año 2017 tuvo como nota final un nuevo registro top de espectadores en las pistas de juego. El regreso de Federer y Nadal, clave.


Frecuentemente cuando una persona pasa hambre por varias horas, la urgencia que se cultiva dentro de sí mismo hace que en el momento que tiene comida delante de sí, se la devore en cuestión de instantes. Y luego quiere más, y más.

Así parece que funcionan los espectadores de torneos ATP en cuanto al regreso de Roger Federer y Rafael Nadal luego de varios meses de ausencia en las postrimerías del 2016.

Un nuevo récord de asistencia se ha quebrado en 2017, llegando al total de 4.573.152, coronados con los 253.642 espectadores que estuvieron en el O2 Arena en Londres para las Nitto Finals. Quedará la eterna duda de cuánto más grande hubiera sido ese número si Roger Federer habría jugado, aunque sea a medias, la temporada de polvo de ladrillo. O si Novak Djokovic, Andy Murray, Stanislas Wawrinka no hubiesen finalizado sus temporadas antes de tiempo.

Claramente, dejando a un lado los motivos “Matador Rafa” y “Doctor Roger”, el ascenso en el nivel de Grigor Dimitrov, una temporada top de Alexander Zverev, otras dos semanas brillantes de Stan en Roland Garros, la continua progresión de Juan Martín Del Potro en el ránking, han sido otras razones también importantes para explicar esta cifra de más de 4 millones y medio.

Lejos de descabellado, natural sería imaginar un 2018 aún mejor en cuanto a espectadores, pensando en que el Big 4 estará nuevamente en juego, sumando a fervientes contendientes como Gregorio, Alex, David Goffin, Delpo y Dominic Thiem. Vaya, la temporada siguiente me tiene en puntas de pie, a prepararse.

(Imagen: TennisCourtsMap.com).

Deja un comentario