“Escuchar a todos los integrantes de este deporte” fue el concepto más repetido ayer por la tarde en el Buenos Aires Lawn Tennis Club. Allí se realizó la presentación del proyecto que encabezará Agustín Calleri para conducir a la Asociación Argentina de Tenis, si los clubes y las federaciones naciones lo acompañan en las elecciones de abril.
“Experiencia y Cambio” es el nombre del espacio que nuclea a la gran mayoría de los jugadores que formaron la “Legión Argentina” (José Acasuso, Mariano Zabaleta y Martín Vasallo Argüello, entre otros) y a experimentados como Tomás Lynch, ex jugador profesional en la década del 70.
“Quien gane las elecciones va a recibir una Asociación Argentina de Tenis quebrada. No podemos depender sólo de la Copa Davis para sostener la economía de la AAT”, tituló Lynch cuando se preguntó sobre las finanzas de la entidad madre de nuestro tenis.
El diálogo es un punto sobre el que Calleri hizo mucho hincapié. “La actual dirigencia no dialoga con los clubes, ni con las federaciones. Todo se decide detrás de un escritorio, y eso no puede suceder más. Hay que conocer las necesidades de cada componente de nuestro tenis, y para eso hay que acercarse y hablar”, mencionaron el ex tenista de Río Cuarto y Acasuso.
“En el área de desarrollo creemos que el sistema que se está utilizando no sirve, y para peor, fue una decisión inconsulta con los involucrados. Hay que regionalizar los torneos nacionales para abaratar costos, y que la preparación sea más previsible, sobre todo para entrenadores y jugadores”, recalcó, por su parte, Martín Vasallo Argüello.
También hubo espacio para el tenis femenino, ya que la ex tenista, Florencia Labat, participará activamente del espacio con un objetivo principal: armar una mesa de trabajo que incluya a ex jugadoras, para prestar especial atención a este sector, ya que, como mencionó ella “El tenis femenino no tiene nada que ver con el masculino”. Florencia Molinero y Mariana Pérez Roldán se sumaron a la foto final en el patio del club palermitano.
La buena sintonía con la mayoría de los sectores que componen al tenis nacional, está en concordancia con el “aire fresco” que intentan llevar hacia todos los rincones de esta disciplina. Abril espera por la contienda, y el tenis argentino por más respuestas.