El triunfo de Thiago Monteiro sobre Alexandr Dolgopolov está en la mira. Fue por la primera rueda de Winston Salem y las apuestas otra vez son el eje.


En lo que se presumía una semana de “tranquilidad tenística” por dejar atrás dos Masters 1000 y esperar por el inicio del US Open, las apuestas se adueñan de la escena.

En el ATP 250 de Winston Salem, se dio un triunfo que quedó en la mira. El brasilero Thiago Monteiro superó al ucraniano Alexandr Dolgopolov por doble 6-3. Hasta allí nada parece extraño.

¿Qué desencadenó la polémica?

Lo que pasó fue que una hora antes del inicio del partido, el jugador sudamericano recibió una enorme cantidad de apuestas a su persona. Esto fue absolutamente fuera de lo normal en este tipo de partidos. Además, Dolgopolov está en el puesto 63 del ranking contra el 114 de Monteiro, por lo que el favoritismo debería ser del europeo.

La Unidad de Integridad en el Tenis ya está investigando este caso. De encontrar a uno o ambos jugadores involucrados en este suceso, la suspensión puede llegar a ser desde tres meses hasta la desafiliación de por vida para jugar a nivel profesional.

Foto (Revista Tenis)