La situación se está yendo de las manos.


En las últimas horas han aparecido fotos donde se ve una pared pintada en las calles de la ciudad croata de Split donde amenazan a Novak Djokovic luego de lo ocurrido en el Adria Tour durante su segunda etapa en Zadar. Este hecho también está estrechamente relacionado con el histórico clima político de enfrentamientos entre los países de los Balcanes. “Nuestro deseo es que mueras por esto. Muere Djokovic”, dice el repudiable graffiti.

 

Deja un comentario