El británico baja un escalón para sumar ritmo de competencia.



Tras su vuelta al singles en Cincinnati y luego de haber disputado Winston-Salem esta semana, Andy Murray confirmó que volverá a jugar en el circuito ATP Challenger la próxima semana. El británico, gracias a un wild card, disputará el Rafa Nadal Open en Mallorca, certamen que se lleva a cabo en las instalaciones de la academia que tiene el español en dicha ciudad y que se juega en simultaneo con el US Open.

De esta manera, Murray, que además confirmó su presencia en el ATP 250 de Amberes en octubre (también estará en Beijing y Zhuhai en septiembre), jugará un torneo del segundo escalón de la ATP por primera vez desde 2005.

Foto principal: Tennis Head