Llega fin de año y es tiempo de balances. ¿Pueden llegar a seleccionar grandes instantes de esta temporada? Aquí dejamos los nuestros…


Esta temporada será difícil de olvidar para los fanáticos del tenis, tanto por la gran cantidad de ausencias por lesiones de los top ten como por las emociones vividas desde enero a noviembre.

A lo largo del año, hemos sido testigos de todo tipo de situaciones increíbles y que rayaron la ciencia ficción: el regreso inédito de Roger Federer (36) y Rafael Nadal (31) repartiéndose los 4 Grand Slams y volviendo a los dos primeros puestos; la consagración del jovencísimo Zverev y la aparición del aún más joven canadiense Denis Shapovalov; la novedosa Laver Cup; la Copa Davis para Franca y el batacazo de Goffin en la recta final del año, entre otros.

A continuación, analizamos los mejores momentos de este 2017:

10- Francia reconquistó la Davis

Una generación de jugadores como Tsonga, Gasquet, Simon, Herbert, Pouille (por lejos el más joven) no podían quedarse sin al menos una ensaladera de plata. El equipo galo, que llevaban 16 años sin salir campeones (la última oportunidad había sido de locales en 2014, cayendo ante la Suiza de Roger Federer y Stan Wawrinka) tuvo que sudar de lo lindo, nuevamente en su tierra como anfitriona, yendo a un quinto punto donde Pouille aplastó a Darcis (6-3 6-1 6-0) y le dió la décima Copa Davis a Francia. A resaltar el papel del belga David Goffin, que ganó sus dos puntos individuales en sets corridos.

9- Jack Sock, rey de París Bercy

El octavo pasajero a Londres fue quizás el menos esperado, al menos la semana anterior a disputarse el M1000 de París Bercy que definía los últimos tres lugares a la Copa de Maestros. Y es que Sock comenzó en el 19° lugar de la “race” en París. Beneficiado por las derrotas de Carreño Busta, Tsonga y Del Potro, además de la baja de Rafael Nadal del torneo, vio abrirse la puerta que conducía a Londres. De ser campeón, nadie podría quitarle ese puesto. Así fue que, contra todo pronóstico, Sock se impuso en la final de debutantes en esta categoría al serbio Filip Krajinovic y conquistó su primer M1000. Ya en el Masters, no decepcionó, cayendo ante Dimitrov en las semifinales en tres reñidos sets.

8- Goffin: sexto jugador que derrota a Nadal y Federer en un mismo torneo

Sólo cinco hombres habían sido capaces de tal hazaña: David Nalbandian (Madrid y París 2007), Nikolay Davydenko (Copa de Maestros 2009 y Doha 2010), Andy Murray (Toronto 2010); Juan Martín Del Potro (Us Open 2009) y Novak Djokovic (cinco ocasiones, la última en la Masters Cup 2015). Goffin, que entró como 7mo sembrado, alcanzó el logro de su carrera venciendo a Rafa en el partido de RR y luego a Roger en las semifinales. Le faltó poco al belga para coronarse como Maestro, cediendo ante un gran Dimitrov en tres sets muy cerrados. Una semana después, le dio los dos puntos a Bélgica en la final contra Francia. Gran cierre de temporada para Goffin, que apunta alto para 2018.

7- Dimitrov, de gran y prometedor talento a realidad

Baby Federer llevaba varias temporadas amagando. Con su capacidad innata para jugar al tenis y unos golpes de otra dimensión, al búlgaro le faltaban conseguir títulos de envergadura para poder afirmarse como top ten sólido. Consagración que llegó en 2017. Dimitrov aprovechó las ausencias de Nadal, Federer, Murray y Nole para obtener su primer M1000 (Cincinnatti) y la Copa de Maestros, en la que se lo vio en el mejor nivel de su carrera. De esta forma, se afianza como 3° detrás de Roger y Rafa y por lo que ofreció sus últimas semanas promete y mucho para dar el zarpaso defintivo la próxima temporada: obtener su primer Grand Slam.

6- La Laver Cup, cita para grandes leyendas de ayer y hoy

¿Qué persona que siga el tenis no se sintió atraído por ver a John Mcenroe y Bjon Borg como capitanes de equipos? ¿O el histórico dobles donde Rafa y Roger formaron pareja por primera vez? La Laver Cup, a tres sets (el último parcial es un super tie-break a 10 puntos) donde se disputan 19 partidos en un fin de semana, vino a romper la lógica de la competencia de grupos impuesto por la Davis (partidos a 5 sets). El duelo de Europa vs El resto del mundo promete y mucho en el futuro. Ya quisieramos ver del lado europeo a Nadal, Djokovic, Federer, Murray y Wawrinka conformando un solo equipo…

5- Shapovalov: la Next Gen se hace presente

La joyita canadiense de apenas 18 años dio la nota en el M1000 de Montreal, derrotando sucesivamente dos grandes campeones como Juan Martín Del Potro y Rafael Nadal. Luego avanzaría hasta las semifinales, donde caería ante Alexander Zverev. Con golpes de auténtico crack, un juego clásico (zurdo de revés a una mano) y un carisma desbordante, Shapo promete muchísmo de cara al futuro.


4- Zverev: la consagración

Mucho se venía hablando de Kyrgios y Zverev como el relevo de los cuatro grandes de siempre. Mientras que Nick aún tiene problemas para encadenar más de dos partidos seguidos a buen nivel, Sascha demostró constancia y profesionalismo además de un talento innato, derrotando a Novak Djokovic (M1000 de Roma) y Roger Federer (M1000 de Montreal) para lograr sus dos primeros grandes títulos y finalizar como 4to del ranking. La consagración para uno de los jóvenes que más alto aspiran.


3- Roger Federer y su octavo Wimbledon

Sus fanáticos llevaban mucho tiempo ansiando un nuevo título de Federer en Wimbledon. El rey volvió a adueñarse de su jardín luego de las doloras derrotas ante Novak Djokovic (final de 2014 y 2015).  Demostrando un nivel estratosférico, sin cederer ningún set (no lo hacía desde Australia 2007) y rompiendo la igualdad con Sampras en 7 títulos, Roger Federer logró su octavo entorchado en la Catedral del tenis y parte como serio favorito para la próxima edición, demostrando que aún se mueve como en su casa en el césped sagrado.

2- El décimo Roland Garros de Rafa y su vuelta al N°1

Luego de varios años sin campeonar en Grand Slams, Rafa se dio un 2017 de lujo, obteniendo su décimo Roland Garros (récord absoluto en un mismo grande) y su tercer Us Open, para quedarse con 16 GS. Además, logró la décima cifra en el M1000 de Montecarlo y en el ATP 500 de Barcelona, siendo el primer jugador en ganar 10 veces un mismo torneo (lo hizo por triplicado). Con un balance de 65 victorias y 11 derrotas, y las ausencias de Novak Djokovic y Andy Murray, Rafa se convirtió en el jugador más veterano en finalizar una temporada al frente del ranking con 31 años. El regreso de la fiera.

1- La final del Abierto de Australia

El momento más emocionante de la temporada y probablemnte de la última década. Roger Federer y Rafael Nadal volvían de una lesión, tras varios meses de inactividad y con Andy Murray y Novak Djokovic muy firmes en los primeros puestos del ranking. Contra todo pronóstico, y ante la caída temprana de Nole y Murray, Roger alcanzó la final ganando dos partidos consecutivos a 5 sets (contra Nishikori y Stan) y Rafa hacía lo suyo derrotando a Dimitrov en un quinto set que estuvo a muy poco de perder.

La final entre veteranísimos, que además era la primera entre ambos desde 2011, tuvo de todo: Roger comenzó arrasando de arranque (6-3). Rafa lo igualó (6-3). Federer dio una cátedra de tenis en el tercero (6-1). Cuando parecía que todo iba del lado del suizo, la película tuvo un cambio de guión. Rafa se llevó el cuarto (6-3) y se colocó con ventaja de 3-1 y saque en el parcial definitivo. Ahí vimos probablemente al mejor Roger de todos los tiempos, que en una corazonada inusual en él encadenó 5 juegos consecutivos. Así se llevó por 6-3 el quinto set y su 18vo Grand Slam, superando a su bestia negra.

Comenzó así una temporada que se antoja inigualable para un jugador entre los 35 y 36 años: 7 títulos (2 GS y 3 M1000) y un balance de 52 partidos ganados por sólo 5 perdidos. Además, el regreso al segundo lugar del ranking.

Deja un comentario