Bernard Tomic impactó al mundo del deporte al aconsejar a los jóvenes a no dedicarse al tenis. Completamente reprobable. 


El talento innato del joven australiano sorprendía a los especialistas, que lo llamaban a dominar el circuito cuando consiguiera estar en plenitud. No podían estar más errados.

A principios de julio, se llevó una importante reprimenda al declarar en una rueda de prensa posterior a su eliminación de Wimbledon, que fingió una lesión en el medio del partido e incluso se había dejado ganar porque se sentía “aburrido y desmotivado”.

Sus comentarios le valieron una multa de 13 mil euros por parte de la Federación Internacional del Tenis (ITF) y la pérdida de uno de sus principales sponsors, la marca de artículos e indumentaria deportiva Head, que emitió un comunicado:

Boletín oficial de Head ratificando la rescisión del contrato con Bernard Tomic (Foto: Head Tennis).
REDOBLANDO LA APUESTA

Sin importarle en absoluto las críticas, siguió su recorrido por los medios del mundo dejando una frase que demuestra su falta total de compromiso con el deporte y la carencia de los valores que siempre representaron al tenis:

“Levantar un trofeo o que me vaya bien ya no me satisface. Poco me importa si llego a la cuarta ronda del US Open o si pierdo en el debut. Para mí, es lo mismo. Yo sé que voy a jugar los próximos 10 años y, cuando termine mi carrera, no voy a tener que trabajar”.

Viejos tiempos. Tomic junto a Nick Kyrgios, llamados a liderar la nueva generación australiana (Foto: AFP).

Sin embargo, durante la última semana fue más allá y confesó en una entrevista con el medio australiano Seven Network que se siente atrapado en su profesión y estimuló a los jóvenes interesados en la raqueta a inclinarse por no competir:

“No jueguen al tenis. Hagan cualquier cosa que amen porque esto es muy pesado. Es una vida dura, dura, dura. Yo estoy atrapado y tengo que hacerlo. Es el tenis el que me escogió. Es algo que nunca he terminado de adorar”.

(Foto: Bernard Tomic vía elmundo.es).
(Fuentes: L’Équipe y The Sun Herald).