La batalla que ganó Andy Murray en el ATP de Amberes ya queda como una de las victorias más icónicas de ma temporada.


Andy Murray tiene esos destellos de Big Four que marcan a los nostálgicos en el circuito. El escocés sigue sumando millas a su trayectoria y en esta segunda oportunidad que le da su vida tenística, dio un simbronazo que le trajo satisfacción a los que aman la entrega del bueno de Andrés. Fue 7-6(2), 6-7(7) y 7-6(8) a Frances Tiafoe en 3 horas y 45 minutos de juego. Sí, en un partido al mejor de 3 sets como si fuera un Grand Slam. Un nivel lleno de emoción, entrega y alto juego de ambos, donde prevaleció Murray, quien ahora enfrentará a Diego Schwartzman en lo que promete ser un encuentro de mucho ida y vuelta.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por BATennis (@batenniscom)

Foto principal: ATP