El italiano atraviesa por un momento complicado en su carrera desde la derrota ante Djokovic en Roland Garros.


Lorenzo Musetti comenzó a estar en boca de todos en el circuito tras aquel triunfo resonante ante Stan Wawrinka en el Masters 1000 de Roma 2020. Luego de semejante carta de presentación, su progresión continuó, comenzó a asentarse en los primeros lugares del ranking y llegó el cúlmine de su todavía precoz carrera en Roland Garros de este año. En octavos de final de París, el italiano de 19 años tuvo en jaque a Novak Djokoivc. Ese partido, que el serbio finalmente dio vuelta luego de perder los dos primeros sets, fue un punto clave en lo que después serían los meses venideros para el Tano.

La derrota ante Novak Djokovic en Roland Garros 2021, luego de estar arriba dos sets a cero, caló ondo en el tenis de Musetti. (Foto: ITF)

Derrotas en primera ronda en Wimbledon, Bastad, los Juegos Olímpicos, Cincinnati y Winston-Salem, y dos caídas en segunda ronda en el US Open y Nur Sultan, marcaron las últimas semanas de Musetti y lo hicieron caer en un pozo de malos resultados que todavía refleja. A pesar de caer en su debut en el ATP de Sofia en el día de ayer, Musetti hizo referencia a su irregular presente en una entrevista para La Gazzetta dello Sport,

“Sentía que no tenía chispa, que había perdido la pasión por el tenis. Corté con mi novia y son cosas que le pueden pasar a cualquier joven, pero en mi caso hubo muchas cosas más que ayudar a acrecentar mi malestar. Aún estoy en proceso de recuperarme, empecé a trabajar con un psicólogo que me puso la Federación italiana luego de los Juegos Olímpicos y me está haciendo muy bien, es importante abrirse emocionalmente. Luché mucho tiempo después de Roland Garros y con estos problemas personales que se me juntaron, sentí aún más presión, se sinceraba Musetti, que al sacarse un peso de encima con sus declaraciones, ahora tiene el objetivo de clasificarse al Masters de menores que se jugará en su país a fin de año.

Foto principal: Tennis World