Francisco y Juan Manuel ya tocan las puertas del Top 100 y son grandes candidatos en el Challenger peruano.


El tenis argentino ya comenzó a trasladar su excelso presente en el circuito ATP Challenger, algo que quedó demostrado con el título de Facundo Mena la semana pasada en Quito, Ecuardor, un logro que le sumó una nueva estrella más (la N° 14) a la Argentina en el año en el segundo escalón de torneo ATP. En plena disputa todavía del torneo de Ambato, también en tierras tricolores, un poco más al sur, Lima ya se prepara para vivir la primera de sus dos semanas de puro tenis y con la presencia de dos jugadores y hermanos que vienen tirando para que el tenis argentino se asegure un futuro prometedor.

Juanma sorprendió en el Córdoba Open al quedarse con el título. (Foto: Córdoba Open)

Francisco y Juan Manuel Cerúndolo son los principales favoritos, junto con Facundo Bagnis, para quedarse con el título en territorio inca. Ambos vienen con fuertes pergaminos que mezclan desempeño y números. Fran, el mayor, actualmente se encuentra 103° en el ranking mundial, a nada de entrar al selecto grupo de los 100, con un Juego Olímpico en el lomo, la final del Argentina Open y un Challenger ganado (en Cordenons, Italia). Su muy buena experiencia, con solo 23 años, hace que el reciente sparring de la Copa Davis tenga altas expectativas para seguir escalando en el ranking y arremetiendo el cambio generacional argento en el circuito.

Fran Cerúndolo durante el Argentina Open, donde alcanzó su primera final ATP. (Foto: Argentina Open)

Juan Manuel, por otra parte, decidió en su momento no jugar la clasificación del US Open y llevó sus ilusiones a Europa para la gira de arcilla de polvo de ladrillo. Con algunos que dudaban de su decisión, la jugada finalmente le salió redonda. Dos títulos consecutivos (tres en total en la temporada en cuatro finales) y la semana soñada que tuvo en febrero en Córdoba, donde ganó su primer trofeo ATP, el menor de los Cerúndolo comienza a ganar protagonismo a sus jóvenes 19 años. Su presente se refleja claramente en la clasificación a las Next Gen Finals, el Masters de menores de 21 años que por ahora, lo tiene como uno de los clasificados, en un certamen en el que ya están Felix Auger-Aliassime, Jannik Sinner y Carlos Alcaraz, nombres de renombre con los cuales Juanma ya comienza a codearse.

La Legión Sudamericana es una ventana de oportunidades para los jugadores de la región que ven en estos torneos, puntos valiosos para aspirar a mejorar su ranking y acerca así, por ejemplo, a la qualy del Australian Open en muchos casos. Fran y Juanma buscan algo más, son los favoritos, tienen nombre y apellido propio y lideran la nueva camada del tenis argentino.

Foto principal: IG Stories