Alguna vez Toni Nadal dijo una frase que me quedó grabada: “Aceptar la realidad es el primer paso para mejorar.”

Rafa era casi un niño y estaba a punto de enfrentar a Roger Federer en su primera final. En la habitual charla previa al partido, el tío Toni fue contundente: “Roger tiene mejor drive que tu, mejor revés, mejor volea… y del saque mejor ni hablar.” Compungido, la (por entonces) joven maravilla respondió: “Pero, Tío, estoy a menos de una hora de saltar a la pista…”  Toni fue determinante otra vez: “Prefiero que te sorprendas ahora y no que te sorprenda él en el partido. Comprendiendo que vas a enfrentar a alguien que es mejor que vos, vamos a buscar la manera de vencerlo.”

Se me vino esta anécdota a la cabeza porque he escuchado en varias ocasiones que el equipo argentino ha viajado a Zagreb para traer la copa. Es importante entender que esta final de Copa Davis, por más que sea la quinta para nosotros, y por más que la merezcamos más que nadie, está muy, pero muy lejos de ser un trámite. Es probable que el trámite seamos nosotros para ellos. Un buen baldazo de agua fría puede servir para ubicarnos en el lugar correcto y para encarar este inmenso desafío como corresponde. Con humildad.

Juan Martín del Potro ha tenido un año mágico, de ensueño, inolvidable, nos ha hecho llorar a todos… Pero, ahora, ¿estamos tan seguros de que él va a ganar los dos singles?

Seguro que puede, tiene el potencial, el talento, el impulso y la magia, pero… existe la posibilidad de que pierda algún partido…  o los dos. La posibilidad está. Y nadie va a morir si sucede. Y él no será menos grande de lo que es.

Los rankings

Croacia

Marin Cilic acaba de cerrar el año en la sexta posición del ranking mundial.  A los 37 años, Ivo Karlovic tuvo una de las mejores temporadas de su carrera y finalizó en la posición número 20. Borna Coric es una de las jóvenes grandes promesas del circuito y está ubicado en la posición número 48 del ranking ATP. Ivan Dodig es un experto doblista y, junto con Cilic, conforman un equipo de dobles que ha derrotado a las mejores parejas del mundo.

Argentina

Es verdad que el ranking de Juan Martín del Potro no es el que tiene, pero sí es el que tiene. Espero poder explicarme. Es verdad que ha derrotado a los cuatro mejores jugadores del planeta este año. Pero su ranking actual es 38. Por algo tiene ese ranking. Porque todavía está volviendo. Porque ha sido el regreso del año pero no por eso podemos sumarle presión. El está 38 y va a enfrentar probablemente al 6 y al 20 del mundo. Estamos hablando de rankings, de números, está claro. ¿Quién fue el mejor jugador de 2016? Andy Murray. ¿Qué número tiene al lado?

Exceptuando las grandes victorias en las semifinales de Copa Davis frente a Gran Bretaña, Guido Pella (ranking 72) y Leo Mayer (ranking 137) tuvieron un segundo semestre muy malo. Guido se ha despedido en la primera ronda o la segunda en los últimos 11 torneos que disputó (sobre canchas duras). Leo Mayer está jugando el circuito Challenger y ha alternado buenos con malos resultados. De los tres, Fede Delbonis es el que mejor registro tiene en canchas duras en el segundo semestre del año, habiendo alcanzado los cuartos de final de Basilea. No hay mucho más.

Ellos son locales, están mucho mejor ubicados en el ranking y han elegido la superficie que más les conviene.

Lejos está este análisis de ser una crítica o de buscar atemorizar a los jugadores o a la afición albiceleste. La idea es ubicarnos en el contexto, intentar entender el lugar que ocupamos en esta final y que definitivamente NO SOMOS FAVORITOS.

¿La mística copera?

Amo la Davis, es el mejor torneo de tenis que existe en el mundo. Es una de las pocas oportunidades que ofrece el tenis de jugar en equipo, de dejar el ego de lado, de compartir, de abrazarse y de jugar por el país.

Estoy convencido de que no es lo mismo que el circuito. Son otras presiones, otras circunstancias, otras emociones.  Por eso, a pesar de que Croacia es favorita, no pierdo la fe. Me gustaría, y es lo que está pasando, que Argentina encare esta final desde el lugar que corresponde. Respetando al equipo croata, entendiendo la condición que tienen de favoritos y valorando cada cosa que se logre. Ganando o perdiendo los puntos que sean.

Este equipo se ha hecho fuerte en las difíciles y ha conseguido resultados que no se correspondían con lo que sucedía en el circuito. Este es definitivamente un equipo copero, ya que nadie se imaginaba que estuviéramos disputando otra final.

Espero que este baldazo de agua fría no les quite el sueño, las ganas, ni la ilusión. Yo soy el primer soñador y el primero en bancar a todos los jugadores de nuestro país.

Entiendo que si logramos dar otro batacazo, por que es lo que será si se da. Habremos vencido una dificultad más. Una parada más que muy, muy difícil.

Espero que hayamos aprendido algo y que reemplacemos el “Verdasco tiene miedo” por “Este equipo tiene h…”.

Los argentinos somos graciosos, somos inteligentes, somos talentosos pero somos muy agrandados. Espero que hayamos aprendido la lección.

Aceptar la realidad es el primer paso para mejorar, para crecer, para ilusionarnos y para soñar.

(Foto: Prensa AAT)