A pesar de la victoria, el ruso tuvo una jornada de furia ante Argentina.


En el partido que finalmente ganó Daniil Medvedev sobre Diego Schwartzman y que le posibilitó a Rusia avanzar a semifinales de la ATP Cup en Sydney, fue el N°5 del mundo al cual de le salió la cadena en más de una oportunidad.

Acostumbrado a episodios polémicos dentro de los courts, Medvedev protagonizó un tenso cruce con el Peque trás ganar el primer set, en donde tras intercambiar algunas palabras, Diego le dijo “bobo” a la vista de las cámaras tras los gestos provocadores de su rival luego de que este se lleve la primera manga.

Después, tras el 4-3 en contra del segundo parcial, Daniel El Terrible reaccionó ante elumpire marroquí Mohamed Lahyani golpeando con su raqueta dos veces la silla de este, un acto de indisciplina al borde de la descalificación pero que finalmente le valió el descuento de un punto al ruso.