Un cambio de vida rotundo para una de las voces más respetadas del tenis.


Ya desde principios de año que Juan Szafrán ya no está en las transmisiones de tenis en ESPN. Una de las caras y voces más emblemáticas del tenis argentino durante más de 20 años, emprende un cambio radical en su vida y, a los 66 años, deja todo y empieza de cero para cumplir un viejo sueño en el Viejo Continente.

Con pasos de antaño por la Agencia Telam, Diario Popular y Radio Continental, entre otros, Szafrán viajó junto a su ilusión a cuestas hacia Málaga, España, con la promesa de darle rienda suelta a su otra pasión, la cocina. Sí, en un giro de 180 grados, el periodista deportivo planea abrir su propio restaurante dentro de un año: “Aún no lo tengo decidido. Puede ser una parrilla argentina o un tapeo andaluz. Málaga tiene ocho meses de alto turismo al año y vienen personas de todo el mundo, y esa gente quiere comer algo exótico como nuestra carne o comida española”.

Según cuenta en la entrevista que le hicieron los colegas de Toda Pasión, Szafrán adelantó sus planes y el viaje a Europa, algo que ya lo tenía decidido hace un tiempo por la situación vulnerable del país, por el destrato que sufrió en la comunicación de su desvinculación con ESPN. “De repente pasé a ser un número. Yo no acepto el destrato. El problema es cómo te lo comunican. Además, hubo un particular destrato hacia Javier Frana y Fernando Carlos. Todo eso aceleró mi salida de Argentina”, reveló Juan.

Antes de comenzar con su proyecto culinario personal, Szafrán consiguió un trabajo como mozo en una parrilla en España y otro como encargado de compras de un restaurante. Todo esto mientras prepara la inauguración de su flamante local gastronómico y para comenzar a conocer las particularidades de su nuevo rubro. Dejar todo a los 66 años. Nunca es tarde cuando de la pasión se trata.

Foto: Toda Pasión