El colombiano Robert Farah, al igual que el chileno Nicolás Jarry, ha sido suspendido provisoriamente tras dar positivo a un control de orina en octubre del año pasado en una prueba antidopaje realizada en la ciudad de Cali. La ITF le comunicó al jugador, actual N° 1 del mundo del ranking de dobles, que se han encontrado muestras de la sustancia Boldenona en las pruebas. Así mismo, el propio Farah aseguró que dicha sustancia prohibida es frecuente en la carne colombiana, según un estudio del Comité Olímpico de su país en 2018. De esta manera, el compañero de Juan Sebastián Cabal, dupla que supo conquistar dos títulos de Grand Slam la temporada pasada, no podrá disputar el Abierto de Australia.