Báez enfrentará a Carlos Alcaraz por un lugar en la final del Torneo de Maestros para menores de 21 años.


A Sebastián Báez lo perjudicó el polémico ranking congelado impuesto por la ATP a comienzos de la pandemia, al igual que a otros compatriotas juveniles como Juanma Cerúndolo y Tomy Etcheverry, entre otros. Sin grandes apoyos a nivel continental (no recibió ningún wild card en los torneos importantes de Argentina esta temporada), el oriundo de San Martín cosecha el premio a la perseverancia a los 20 años y suma porotos en una de las vidrieras tenísticas más valorables de los últimos años, las Next Gen Finals.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por BATennis (@batenniscom)

La victoria frente a un viejo conocido en juniors como el francés Hugo Gaston en tres sets, catapultó a Báez directo a las semifinales del Masters para menores de 21 años que se juega desde 2017. Un salto cualitativo más que cuantitativo (el certamen no reparte puntos ATP) que logra romper fronteras continentales y hacer visible en Europa lo valioso que fue su furioso sprint en estas últimas semanas en los Challengers de Sudamérica, potenciados por La Legión.

Un palmarés de 5 títulos en la segunda categoría de torneos en importancia en el circuito mundial contemplan el potencial que ya desarrolló el pupilo de Sebastián Gutierrez. Ahora, la tarea en Milán podría decirse que ya está realizada a medias, con el incalculable valor de la exposición alcanzada y el hacerse notar entre jugadores con un roce mucho más internacional y ya metidos de lleno en el TOP 100, el próximo gran objetivo de Báez.

Mañana ante el español Carlos Alcaraz, máximo favorito a quedarse con el certamen, Seba buscará seguir poniendo a prueba su incipiente tenis y continuar adaptándolo a una nueva fase que le permita pegar el salto definitivo a los grandes torneos del tour ATP.

Deja un comentario