En sintonía con la nota anterior de alto rendimiento, una de las particularidades que creo hay que observar y medir es el margen de protagonismo.

En definitiva, de quien depende el partido.

Ej. Si el jugador A Tiene 40 puntos ganados forzando a su rival y 40 errores no forzados, su rendimiento, (la diferencia entre ambos), le dará 0.
Si el jugador B tiene 15 tiros ganados forzando a su rival y 5 errores la diferencia en este caso el rendimiento seria de + 10.

Claramente vemos como el jugador B, que tuvo saldo positivo, ganará el partido.

Ahora si en vez de ver la diferencia entre tiros ganadores y errores los SUMAMOS, vamos a observar que el jugador A suma 80 y el B suma 20.

Esto quiere decir que el 80% del partido depende del jugador A.

A esto le llamo protagonismo.

En mi experiencia personal en el circuito, conviví con muchos jugadores que incluso hasta en el nivel de futures perdían partidos siendo protagonistas (Mayer, Delbonis, Pella, Cuevas, Kicker, Olivo, Trungelliti, etc. y después son y fueron tenistas de mejor ranking que otros que ganaban más partidos a edades tempranas y de menor protagonismo.
Para cerrar y que no se confunda protagonismo con Kamikaze, les dejo lo que para mí es PROTAGONISMO.

Creo en desarrollar jugadores, con actitud protagónica, entendiendo protagonismo, como la intención de ir a ganar el punto, y jugar a ganar, cuando el jugador, incluyendo su estilo, pone sus recursos en juego, integrando lo que necesita la situación, en función del rival y de circunstancias externas.

Compartir
Artículo anteriorRanking ATP: Nadal gobierna, Del Potro asciende y Carreño en zona de Masters
Artículo siguienteCopa Davis 2001: los héroes eran ellos y nos daban el ascenso
Martín Paroli

Cuento con 30 años de experiencia en el tenis implementando y desarrollando sistemas de entrenamiento que facilitan el progreso de jugadores en sus distintas edades.
Me dedique a entrenar a jugadores de alta competencia, liderando el progreso de jugadores que ocuparon el número 1 del ranking de la categoría sub 18 de argentina.
Posteriormente entrené a jugadores profesionales en diferentes niveles y ranking, hasta el puesto 220 ATP.
En simultáneo incorporé habilidades vinculadas al liderazgo y la gestión a través de la consultora ProEvolution.
En 2016 finalicé mi primera etapa de formación en Neurociencias en la Asociación Educar otorgándome el título de Neurosicoeducador.
Actualmente trabajo con equipos de tenis ATP Y WTA en el aspecto actitudinal y en paralelo formándome como Neurosicoentrenador.

8 Comentarios

  1. Excelente y directo análisis. Si esta columna va a seguir así, puede terminar transformándose en una guía para pensar como un pro.

    • Bienvenido sea Martin! Gracias por el laburo, espero la próxima con muchas ganas!

Comments are closed.