Durante toda la primaria y secundaria fui perseguido y asediado por mi fea letra. Llegué a sufrirlo en serio. Hoy sólo uso la escritura para firmar tickets y hacer la lista del supermercado, y a veces no me entiendo. Me pregunto si habrá sido necesario el tiempo dedicado para hacer bien algo que después jamás usé.


Tampoco me gustaba leer. Sólo abría los “Elige tu propia aventura” que reposaban en el modular de casa. Me gustaba su dinámica, su incertidumbre, para aquellos que no los escucharon nombrar, eran (no se si son) libros para niños y/o jóvenes en los que dependiendo la página elegida, cambia la historia, el durante y el final.

Los finales a veces eran buenos, a veces malos y a veces simplemente distintos.

La historia de Axel Geller me remite a ellos. Hoy se encuentra en un punto bastante particular de su joven carrera y de su vida.

Tiene 18 años y es egresado del colegio San Andrés. A los 14 años se consagró campeón del torneo junior más prestigioso del mundo, el Orange Bowl (ganando 16 partidos consecutivos viniendo desde la clasificación). La semana pasada obtuvo el Torneo Junior G1 de Roehampton. Hoy derrotó al número uno del mundo junior Corentin Moutet y mañana jugará la final de Wimbledon Jr.

El está dando sus primeros pasos como jugador profesional y no le resultó nada sencillo. Por su elevado coeficiente intelectual, su padre le recomendó que continúe los estudios y ya fue aceptado en la universidad de Stanford, en dónde tiene pensado pasar sus próximos cuatro años. Capacitándose y a su vez disputando el circuito universitario de EE.UU y mechándolo con algún torneo ATP.

Claro que tiene condiciones y es un distinto. No cualquiera puede ganar el Orange Bowl viniendo desde la clasificación y llegar a la final de Wimbledon Junior derrotando al número uno del mundo sin haber jugado antes en pasto. Sólo lo hizo la semana anterior consagrándose campeón del torneo.

Claro que tiene condiciones para desarrollar su intelecto. Fue un excelente alumno de San Andres y aprobó el exámen de ingreso a Stanford, algo que no es nada sencillo.

Si usted fuera Axel Geller, ¿Qué decisión tomaría?

  • Ve a la página 1 si decides apostar todo a ser jugador profesional y dedicar todo el tiempo de estos 4 años que vienen a prepararte para eso.
  • Ve a la pagina 2 si decides optar por Stanford, capacitarte en finanzas, jugar el circuito universitario y a los 22 o 23 años retornar al tour.

Nota al lector: Recuerde que las distintas elecciones a lo largo de la vida pueden conducir a distintos resultados. El durante y el final no van a ser el mismo. Pueden ser buenos, malos o simplemente diferentes.

¿Qué tenemos en cuenta cuando tomamos las decisiones importantes de nuestra vida?

¿Elige la cabeza, el corazón o eligen ambos?

¿Elegimos nuestra propia aventura?

3 Comentarios

  1. Me parece sumamente acertado lo que hace Axel y como lo han guiado los padres, se asegura una vida para despues de un seguro y exitoso paso por el tenis

  2. Excelente opción la de ir a una Universidad mientras juega al tenis!
    Me parece que la familia, y él, tomaron una decisión de largo plazo acertadísima

Comments are closed.