Luego de caer con Roger Federer por la final del Masters 1000 de Shanghai, Rafa Nadal recibió una oportuna llamada telefónica durante la conferencia de prensa.


Culminada la final de Shanghai, el mallorquín no solo debió atender a los periodistas. Es que detrás de todo gran hombre hay una gran mujer y Rafael Nadal no es la excepción a la regla.

El número uno del mundo recibió la inesperada llamada de su madre que no estaba al tanto de que su hijo se encontraba en conferencia de prensa. “Mi madre no sabe que estoy en conferencia de prensa”, señalaba el español entre risas.

Foto: Getty Images

Autor: Agustín Ochoa
Facebook: Agustín Ochoa
Twitter: @AgustinOchoa95