Facundo Bagnis tuvo un debut victorioso en la qualy del Abierto de Australia 2020, y mucho de ese resultado tiene que ver Emiliano Redondi. Creador de Tennis Positivo junto con Juan Pablo Guzmán en Alicante, España, se encuentra en Melbourne acompañando al santafecino en su aventura en el primer Grand Slam del año.

“Nos pidió que nos sumemos a su equipo por unas semanas. Nos conocemos desde hace varios años con Facu y Edu (Schwank). Nos llevamos bárbaro. Estábamos contentos cuando se nos presentó esta posibilidad de venir a Melbourne. Venimos muy bien con ellos. Somos hinchas de River y nos entendemos bien. La convivencia se hace buena. Tenemos los dos un poster de Gallardo, compartimos varios ídolos. Conversamos de todo, y eso al fin y al cabo hace todo más llevadero”, relata el radicado en Alicante.

Bagnis dio el primer paso en el duro camino por entrar al cuadro principal en tierras australianas tras superar al italiano Stefano Napolitano por 6-3 y 6-4. Esto, según Redondi, es solo el comienzo y forma parte de un objetivo más grande que tiene Facu para el 2020: “Él quiere volver a estar entre los 100 mejores del ranking. Hizo una buena pretemporada con Edu en cuanto a lo tenístico y mental. Está pasando por un buen momento, hoy jugó un buen partido. Fue duro pero supo esperar para encontrar su chance para llevarse cada set y lo aprovechó al máximo”.

“El Australian Open es Grand Slam más cómodo en cuanto a distancias. Podes ir caminando a los hoteles oficiales y no vas a tener tránsito en los traslados. En Roland Garros, Wimbledon y el US Open hay mucho tráfico. Además hay muy buenas instalaciones y las mejoran año tras año”.

En referencia a Tennis Positivo, el centro de entrenamiento de alta competencia que tiene en España en el Sport Club Alicante junto a Juan Pablo Guzmán y Gastón Briano, Emiliano habla de la importancia de tener estos espacios deportivos para brindar apoyo a varios jugadores. “A Tennis Positivo lo armamos junto con Juampi hace ya más de un año. Los dos estamos viviendo en España y estamos muy cómodos ahí. Comenzamos armándonos de una buena base en un lindo club. Teníamos ganas de armar un grupo de entrenamiento luego de las experiencias que tuvimos con varios profesionales, juniors y el trabajo que hicimos en la federación china. Nadia Podoroska trabaja con nosotros. También hay jugadores de México, Polonia, Italia. Hay un popurrí de nacionalidades. Son las naciones unidas. Y ahora estamos con Facu (Bagnis)”, asegura.

Como uno de los creadores de Solinco Argentina, hizo referencia no solo a la marca, sino también, a la intención de facilitarle la comodidad a los jugadores argentinos en cuanto a la posibilidad de adquirir accesorios a precios menos costosos y de buena calidad: “Con Juampi y Javier Fernandez inventamos la marca en Argentina hace mucho tiempo. Empezamos de a poco. Conocíamos al dueño de Solinco y lo creamos con la idea de hacerlos entrar al país y ayudar a los jugadores a que puedan competir con una cuerda buena a precios razonables”.

“Una buena cuerda está definida por su calidad, en primera instancia. En segunda, cada jugador es completamente único en cuanto a la sensibilidad que tiene, ya sea profesional o amateur. Cada uno elige conforme a sus sensaciones. Es una decisión muy particular a la hora de elegir la cuerda. Unos quieren con más efecto, otros con más potencia. Las marcas tienen esas distintas opciones para cada jugador”. 

El próximo escollo de Facundo Bagnis en la clasificación en Melbourne será el español Mario Vilella Martinez por la segund ronda. Con el afán de meterse en el main draw del primer Major de la temporada, el nacido en Armstrong va confiado, con ilusión y con un equipo de trabajo que lo banca a pleno en su periplo australiano.