Gilles Simon es un hombre muy pensante, ya sea dentro de la cancha, en donde es conocido por invadir  la mente de los mejores con su juego, como fuera de ella. El francés es una persona de convicciones. ¡Y no tiene miedo de contarlas!

En Melbourne, BATennis charló con el ex-número seis del mundo.

BATennis : ¿Podrías contarnos cómo fue la pretemporada, y cuáles son las expectativas para este año?

Gilles Simon: Me fui de vacaciones por 6 semanas… Decidí cambiar mi preparación este año. No, no, estoy bromeando.

Igual, como mis hijos están en la escuela, no me podría haber ido de vacaciones. Me quedé en casa para pasar tiempo con ellos. Hice 15 días en casa, 15 días en Alemania, y luego una semana más en casa. Hice una buena preparación, aunque siempre es difícil si elegís jugar Brisbane.

Ahí, como de costumbre, perdí el primer partido de la temporada. Pero no es fácil porque no se puede elegir hacer todo, hacer la pretemporada, jugar torneos y ver a la familia al mismo tiempo. Por eso la preparación fue más corta para estar con la familia y tomé Brisbane como parte de la preparación más una semana previa al Australian Open. Brisbane siempre ayuda más allá del resultado para aclimatarse el clima de Australia con las miras en el Australian Open.

Las expectativas son jugar bien, espero. El año pasado no fue muy bueno para mí. Fue muy largo, muy demandante, porque nunca me sentí muy bien en la cancha. Mejoró luego del US Open cuando logré tener mi cabeza y mi mano en la dirección correcta y para este año espero seguir en esa dirección. Cada año tengo la sensación de que voy a jugar mejor y lograr algo más que el año anterior, pero tengo que evitar los momentos bajos del año pasado. Si voy por el buen camino, los objetivos se pueden alcanzar.

BAT: Has estado en el circuito por muchos años. ¿Qué crees que te falta alcanzar? ¿Hay alguna cosa que te haya quedado pendiente?

GS: No tengo nada de que arrepentir. Estoy contento que todo lo que hice. No es que estoy triste u orgulloso de lo que hice, pero es lo que hice y puedo estar contento que ello. Siempre traté dar lo mejor, todavía estoy activo. Pero siempre uno quiere estar mejor y alcanzar más cosas, así son los tenistas. Cuando estás 100 en el mundo quieres estar 50; cuando estás 50 quieres ser top 20; cuando ganas unos torneos quieres ganar un Grand Slam y así. Pero no te puedes quedar con eso, porque sino tendrías mucho de que arrepentirte. No es saludable para la cabeza. Mi único objetivo es mejorar semana a semana, día tras día. Dar lo mejor en cada oportunidad.

BAT: Vos, Gasquet, Tsonga han estado en el circuito por muchos años. ¿Cómo ves la próxima generación de tenistas franceses?

GS: ¿Los franceses o los otros? Porque lamentablemente creo que la próxima generación del tenis no vendrá de Francia. Veo muchos jóvenes australianos, muchos estadounidenses, algunos canadienses haciéndolo muy bien, pero ningún francés.

BAT: ¿Por qué crees que se da esto?

GS: Creo que estamos viendo el tenis un poco distinto al resto del mundo. Tenemos una visión muy fuerte del tenis, una visión única, pero no creo que sea la mejor. De hecho, estoy seguro que no es la correcta. Creo que esta visión ha alcanzado su límite y sería bueno explorar otras opciones.

BAT: ¿Serías entrenador en el futuro?

GS: No estoy seguro. Es una decisión muy difícil, porque le tengo que dedicar tiempo a mi familia. He estado jugando por mucho tiempo y los he dejados un poco solos. Es muy difícil para ellos, especialmente para mi esposa. En principio quiero estar en casa lo más que pueda y devolverles un poco del tiempo que les he quitado. Pero, por supuesto, amo el tenis y me gustaría ayudar al tenis francés de la mejor manera y lo más que pueda. Quiero ver que el tenis francés sea mejor que el resto. Tenemos un tour fantástico en Francia. Estoy seguro que se puede lograr cosas fantásticas.

Simon no pudo ante Raonic

En el Australian Open, Gilles Simon estuvo fiel a su estilo. En la tercera ronda, él hizo todo para darle problemas a Milos Raonic. Sin embargo, al final el triunfo fue del número tres del mundo por 6-2, 7-6(5), 3-6 y 6-3.

(Foto: Getty Images)