La dupla colombiana Cabal-Farah vive el momento más glorioso de su carrera.


La historia de Juan Sebastian Cabal ayuda a entender las lágrimas y la emoción en el desahogo tras su título en Wimbledon. Junto a su eterno compañero Robert Farah, ha puesto al tenis colombiano en la cúspide del tenis mundial tras coronarse en el Grand Slam londinense y alcanzar el N° 1 del mundo en el ranking de dobles. Pero hace 15 años atrás, una duro momento atravesó la vida deportiva y personal de Cabal, y así lo recordó en la masiva conferencia de prensa en su arribo a Bogotá.

“Lloro poco, pero esto es mucho. Hace 15 años me decían que no podía jugar más al tenis y hoy estoy aquí con este trofeo, con todos ustedes y con esta alegría. Fue una historia bastante dura y larga, pero si me ponen a elegir, lo volvería a hacer con los ojos cerrados para poder vivir esto otra vez”. 

Y es que en el año 2005, durante la disputa del Challenger de Morelos (México), una grave lesión en su rodilla lo mantuvo fuera de las canchas casi 2 años. “Hoy en día no tengo 100% de movilidad en mi pierna”, asegura Cabal, de 33 años, quien junto a Farah saben que ahora la responsabilidad es mayor: “No tenemos que bajar la guardia. Vamos a seguir trabajando como lo venimos haciendo”.

Foto principal: Wimbledon