Roger se salteará con seguridad toda la primera mitad de la temporada 2022 y no dio muchas esperanzas sobre si llega o no a jugar en La Catedral.


La noticia ha caido como un baldazo infernal para los fanáticos del tenis. Roger Federer, en declaraciones para el medio suizo Le Tribune de Gèneve, ha dicho que no estará presente en el Australian Open 2022 y que no sabe si llegará en condiciones para disputar Wimbledon.

“La verdad es que me encantaría es que me encantaría jugar en Wimbledon, ESTARÍA MUY SOPRENDIDO SI LLEGO A ESTAR. Australia ya no es una opción para mi en absoluto. Igualmente, no es una sorpresa”.

“Mi ambisión es ver nuevamente de lo que soy capaz. Mi vida no se derrumbará si no llego a jugar una final de Grand Slam otra vez. Sería un sueño volver a jugar una de esas y creo que puedo hacerlo”, aseguró en una parte de la entrevista Su Majestad, quien admitió que los plazos en la recuperación de su lesión en la rodilla derecho se han alargado y que los médicos le recomendaron ir de a poco.

Foto principal: TdG

Deja un comentario