Y la tercera fue la vencida. Luego de perder dos finales en su casa frente a Juan Martín Del Potro (2012 y 2013), Roger Federer pudo vencer a Delpo en Basilea este domingo por 6-7 6-4 y 6-3 en 2 horas y 30 minutos de un choque estratósferico.

El cuarto clásico del año entre ambos (3-1 para Roger) no defraudó: hubo alternativas, puntos de antología, idas y vueltas de ambos, que en determinadas circunstancias tuvieron el partido en sus manos.

Se le escapó el primer set al suizo, que llegó a sacar para llevarse el parcial 5-4. Pero La Torre reaccionó, devolvió el quiebre y forzó el tie break, que se terminó llevando por 7-6 (7-5).

Pleno de confianza y frente a un Federer hundido y errático, Delpo contó con bolas de break en los primeros dos juegos de saque de Federer en el segundo parcial.

Pero por algo el suizo es el mejor de todos los tiempos, y como tantas otras veces esta temporada, aguantó la embestida y supo mantenerse en el partido.

Un único quiebre en el décimo juego (6-4) le bastó para forzar el tercer set. Lo volvió a tener Delpo cuando quebró en el primer juego del último parcial, pero Federer demostró su casta devolviendo el quiebre y volviendo a quebrar para colocarse 4-1.

Con 5-3 y saque en su jardín, el suizo no quiso perderse la fiesta a la que sólo él está invitado y cerró el partido para llevarse su séptimo título de la temporada y su octavo Basilea a sus 36 años en esta temporada sin igual.

Otro domingo más, Roger vuelve a rendir el mundo del tenis a sus pies, demostrando que los viejos rockeros nunca mueren, y que a medida que pasan los años su juego, lejos de oxidarse, se reinventa y deleita a los aficionados cada vez más.

Record de títulos

Federer consiguió superar a Ivan Lendl (94) para colocarse con 95 torneos, el segundo más ganador en la historia, sólo superado por Jimmy Connors (109). Además, es la primera vez desde 2007 que Roger consigue 7 títulos en una temporada.

Foto: Getty Images

Por Tomás Ressa

Twitter: @tomasressa1