Después de 16 años de espera, el conjunto galo se quedó con la Ensaladera de Plata luego del triunfo de Pouille sobre Darcis en el quinto punto de la final.


Por décima vez en su historia, Francia se consagró campeón de la Copa Davis. Lucas Pouille aplastó a Steve Darcis por un contundente 6-3, 6-1 y 6-0 en el quinto y último punto de la serie en Lille y selló el 3-2 final ante Bélgica.

En un encuentro sin mucha paridad, el local, quien había perdido en el primer partido del viernes ante Goffin, superó a su rival ampliamente, jugó seguro y con el incesante aliento de su público.

¡Se acabó la maldición!

El conjunto galo consigue el título después de 16 años, en lo que es, el 10° título en la competición para los dirigidos por Yannick Noah, que venían de caer en su última final disputada en 2014 como locales ante Suiza. ¡A festejar Le Blues!

(Foto cortesía de @joseluisd).