Un error de cálculos o alguna omisión especial, en esa época los rankings se confeccionaban a mano y no se publicaban todas las semanas, impidieron a Guillermo Vilas figurar como número uno del mundo en dos períodos que le correspondían (cinco semanas en 1975 y dos en 1976).

En cambio, Willy figuró como número dos detrás de Jimmy Connors.

Eduardo Puppo realizó una exhaustiva y detallada investigación, como lo hizo con la cantidad de títulos que logró Guillermo Vilas a posteriori corregida por la ATP, y presentó las pruebas a la ATP demostrando que Guillermo Vilas tenía los puntos necesarios para ser el número uno del mundo durante cinco semanas en 1975 (desde el 22 de septiembre) y en dos en 1976.

La ATP no refutó las pruebas de la investigación presentada por Eduardo Puppo (@puppotenis), sin embargo, no dio cuenta a su pedido argumentando que “Es imposible reescribir la historia”. Es lo que afirmó Chris Kermode (Presidente de la ATP) al periodista Christopher Clarey quien hoy publicó una nota especial en el New York Times.

Guillermo Vilas se encuentra un tanto triste por la actitud que tomó la ATP.

Eduardo Puppo, en cambio, sigue en busca de exclarecer la verdad y hoy charló con BATennis.

BATennis: ¿Edu, por qué crees que es importante que reconozcan a Vilas como número uno en las semanas que le corresponden?

Eduardo Puppo: Porque es la verdad. Eso es lo único que se busca, hacer justicia de acuerdo a lo que cada jugador hizo en la cancha. La ATP rechaza hacer cambios incluso con las pruebas en la mano. Eso no es aceptable bajo ningún concepto. Si el jugador consiguió los puntos y se mató para ser mejor, un problema administrativo – que la ATP actual no puede determinar con exactitud – no debe destruir ese esfuerzo. Lo que pasó no lo podrá cambiar nadie, ni esta dirigencia de la ATP ni las del futuro. Cuando el Sr. Kermode pregunta en esa nota del NYT ¿cuál es el límite? La respuesta es fácil: la verdad.

BAT: ¿Cuáles son los pasos que van a seguir junto con Guillermo luego de la negativa de la ATP?

EP: No lo sé. Por el momento, Vilas se ubica en el lugar que le parece correcto, sin intervenir para nada. Los investigadores, el matemático rumano Marian Ciulpan, y yo, debemos agotar todas las medidas con la ATP. La ATP todavía no terminó de responder lo que le preguntamos. Le aportamos todo lo que no tenían de los ’70 y, incluso así, rechazan todo. Pero quisieron quedarse con todo el material para sanear su base de datos!!! Son increíbles. Por supuesto, le prohibimos que toquen nuestros archivos y los destruyan, cosa que prometieron hacer.

Eduardo Puppo es esa clase de profesionales por los que uno siente orgullo, no sólo de compartir el trabajo, si no de que sean argentinos.

Puppo no suele criticar en vano ni corregir cuando no hace falta.

Y si él afirma algo, nosotros estamos muy de acuerdo con él. Ya que conocemos por y para qué trabaja.

Por un tenis mejor y más justo.