Mientras Roger Federer (Wilson) y Rafael Nadal (Babolat) decidían el futuro del tenis, Head hizo una doble apuesta, que consistía en fichar a los futuros retadores de la corona: Novak Djokovic y Andy Murray.

Para ese entonces, el serbio había ganado el Abierto de Australia 2008 con Wilson y el británico era un jugador histórico de la firma austríaca, que lo tenía entre sus filas, junto a Svetlana Kuznetsova, desde sus pasos por la Academia de Emilio Sánchez en Barcelona.

Esa misma política la llevó al circuito femenino, dominado por Serena Williams (Wilson). Por tal caso decidieron fichar a María Sharapova con una raqueta poco feliz, que fue la Head Instinct. Por primera vez en su historia, Head tenia las piezas ubicadas para hacerse de los mejores jugadores de ambos circuitos.

La incorporación de la línea Extreme en el mercado femenino derribó el mito de que Head era una marca de varones. Al día de hoy, tanto Bianca Andreescu (Head Speed) como Ashleigh Barty (Head Gravity), referentes del circuito, son parte de la firma.

Pero el resurgimiento de Head va sin dudas de la mano del andar de Djokovic. En un primer momento, su raqueta (Speed) venía a reemplazar el lugar dejado por la Radical OS de André Agassi, pero pasado el tiempo fue adquiriendo su propia identidad hasta llegar a la Graphene 360 Speed Pro de hoy, mucho más parecida a la TI Radical Mid de Gustavo Kuerten.

Actualmente Head es la marca más usada en el top ten masculino, y su abanico va desde la versión de Radical de Diego Schwartzman hasta el hibrido de Alexander Zverev y Andrey Rublev con sus Gravity o la relanzada Extreme de Matteo Berrettini. Pareciera haber raquetas para todos los gustos. En el 2020 con la, Speed y Speed Pro, Head se llevó el podio de las raquetas del año, misión que tratará de repetir este año con la nueva Radical.

Barty y Djokovic son los líderes del circuito actual, realidad que supo tener Wilson por muchos años y que Babolat gozó por un breve momento de la mano de Muguruza y Nadal. Pero lo cierto es que la marca supo escuchar a los consumidores y encontrar puntos medios entre la línea Prestige y la línea Radical fácilmente. Tal vez su deficiencia sea la forma de sus grips, que siguen siendo muy rectangulares y no a todos le gusta.

La firma austriaca ha contratado a varios jugadores locales: Fede Coria, Tomas Lipovsek (Radical), Tomas Etcheverry, Facundo Juárez (Speed Pro), Juan Manuel Cerúndolo, Comesaña (Extreme Pro), Camilo Hugo Carabelli, Mariano Kestelboim y Francisco Cerúndolo (Prestige,) entre otros. Todavía sin invertir en la rama femenina nacional, que dejó escapar a Julieta Estable a la firma francesa Tecnifibre.

Los esfuerzos de Head por aprovechar el “fin de era” de Federer y Serena Williams están a la vista y, el gigante austriaco quiere conquistar el mundo.

2 Comentarios

Comments are closed.