El torneo dejó una doble consagración histórica en una de sus disciplinas.


Lo que no pudo conseguir Novak Djokovic, primero perdiendo la chance en los Juegos Olímpicos de Tokio y luego cayendo en la final del US Open, si pudieron lograrlo Dylan Alcott y Diede De Groot en tenis en silla de ruedas.

El australiano y la neerlandesa, respectivamente, se consagraron en Nueva York como también lo hicieron en el Australian Open, Roland Garros, Wimbledon y la cita olímpica anteriormente.

En la definicion en Flushing Meadows, Alcott superó al neerlandés Niels Vink por 7-5 y 6-2, mientras que De Groot hizo lo propio ante la japonesa Yui Kamiji por 6-3 y 6-2.