El estadounidense Jack Sock sacó una perfecta volea de espaldas y dejó perplejo a Pierre-Hugues Herbert. El estadio y los comentaristas se volvieron locos con semejante tiro.

Ni el propio Jack parecía creer el tremendo jugadón que se mandó. Seguramente sea uno de los mejores tiros del año.

(Foto: Jack Sock vía Getty Images).