El Peke será cabeza de serie del US Open por esta actuación en el Masters 1000 canadiense. No pudo en 4º de final con Robin Haase. Nada para reprocharse.


En dos horas de juego, Diego Schwartzman batalló -una postal de todo su torneo- para tratar de llegar a semifinales de Montreal, pero no fue posible. Él, que desde el lunes estará entre los 33 mejores del ranking, se vio doblegado por un mañoso y difícil adversario: Robin Haase.

Peke mostró su mejor versión en el set inicial, consolidando su juego en el tramo final y llevándoselo por 6-4. Luego, vendría una merma y un crecimiento del holandés que forzaría a un tercer parcial toda esta historia. Fue 6-3 para él tanto la segunda como la tercera manga, donde se mataron a quiebres, pero el europeo supo estirar la brecha en el séptimo game de nuevo, decisivo y extenso ese juego en las últimas dos mangas.

Diego nos regaló puntos increíbles como éste. Tuvo una desgastante semana en la que jugó ¡125 games en cuatro presentaciones! Algo así como 10 puntos por set. Una locura total, que le permite escalar en el ranking y ser uno de los 32 pre-clasificados a la gran cita de agosto, el US Open a fin de mes.

Gracias Peke, por nunca rendirte, por siempre confiar y por crecer a cada paso. Orgullosos de lo que has logrado.

Foto (Getty Images)