Una situación inusual y de mucha mala suerte.


El australiano Christopher O’ Connell vivió una verdadera pesadilla en su partido por los octavos de final del Challenger de Barcelona ante el español Carlos Gimeno.

Estándo 7-6, 5-2 y con match point a favor (40-30), se lesiona el tobillo luego de subir a la red. Increíblemente, O’Connell no lo solo pierde el punto, sino que además no puede seguir jugando y se retira del partido dándole la victoria a su rival.

Deja un comentario