Insólito partido del estadounidense John Isner, que luego de golpear su raqueta sufrió una pequeña hemorragia en los nudillos y aún así, se consagró campeón del ATP 250 de Atlanta.


El norteamericano, dueño de uno de los mejores servicios del circuito, vive un gran momento profesional después de ganar dos torneos de forma consecutiva, el ATP 250 de Newport sobre césped y este domingo, el BB&T Atlanta Open al superar a su compatriota Ryan Harrison por 7-6 (6) y 7-6 (9).

Los nudillos lastimados del número 18° del ranking. (Foto: EPA)

Sin embargo, el momento del partido que se robó todas las miradas, fue cuando le pegó un potente golpe a su raqueta, producto de la presión de un encuentro tan parejo. No quedó ahí, sino que instantáneamente comenzaron a sangrar sus nudillos, lo que dificultó su juego y su comodidad, quedando representado en sus muecas constantes de dolor.

Gestos de dolor del gigante Isner (Foto: AP)

La historia tuvo un final feliz, con la consagración del lungo americano de 2,08 metros, que con este título llega a la elevada cifra de doce trofeos, cuatro de ellos en Atlanta (2013, 2014, 2015 y 2017).

(Fotos: John Isner vía Daily Mail, UK).