La entrevista de BATennis con uno de los mejores doblistas del mundo.


HORARIOS DEL ABIERTO DE AUSTRALIA 2020


El apellido Murray en el tenis automáticamente, y casi por osmosis, es precedido por el nombre Andy. Uno de los mejores jugadores de la historia y para unos tantos y para otros no, miembro del llamado Big Four, prepara la temporada 2020 ya con la confirmación de que los fantasmas del retiro prematuro ya han quedado en el olvido tras pasar por un traumático 2019 que por suerte, lo encontró culminándolo con confianza plena para este 2020. En Escocia, decir Murray es como en Argentina decir Fernandez, o Rodriguez. Decir Jamie Murray es, sin dudas, mencionar a uno de los mejores doblistas de la actualidad y de la historia viva, en este caso, del tenis británico.

La sombra de su hermano menor no pudo oscurecer lo que el actual N° 25 del ranking ATP de dobles (llegó al N° 1 del mundo en abril de 2016) logró a lo largo de su carrera. Ya con 33 años y una basta experiencia a cuestas, es una palabra autorizada para entender los pormenores de dicha modalidad:

Me dedique al dobles porque mis habilidades como tenista eran más acordes a esta modalidad que al singles. Me gustaba mucho ir a la red y no tenía grandes tiros desde el fondo. Hoy por hoy es casi imposible jugar sin estos tiros, a menos que tengas un excelente saque. También mi forma de leer y entender el juego es más adecuada para el dobles. Empecé a trabajar con Louis Cayer en 2006 y me enseñó todo acerca de cómo posicionarse en la red Y los movimientos dentro de la cancha. Eso, sumado a mi facilidad en la red, mis reflejos y la lectura del juego, me dio la posibilidad de desarrollar mi juego de dobles mucho mejor que la mayoría de los otros jugadores del circuito”.

Jamie con el brasileño Bruno Soares, pareja campeona del US Open 2016, último título de Grand Slam en dobles masculino para Murray. (Foto: Telegraph)

El debate siempre abierto de que si un singlista puede jugar dobles y si lo puede hacer bien, es una cuestión de consulta para Jamie. No todos tienen éxito en esa transición. Hay ciertas habilidades:

Lo que es realmente excitante en dobles es que no hay una sola forma de jugarlo. Está la manera más tradicional, la de saque y volea; otros están jugando desde el fondo con grandes servicios y golpes muy fuertes, porque esos tiros son muy difíciles de volear si estás en la red. Para mí lo más importante es entender la geometría de la cancha, donde te posicionas cuando tu compañero está sacando, o cuando están los dos en la red, cómo moverse para dejar el menor espacio posible para el tiro de tu oponente”.

Campeón de siete títulos de Grand Slam (dos en duplas masculinos y cinco en mixtos), Murray compartió equipos con jugadores especialistas que marcaron su carrera y su forma de jugar. Fue con el brasileño Bruno Soares con quien alzó sus dos únicos títulos grandes entre los varones (el Abierto de Australia y el US Open, ambos en 2016), pero también fue con el australiano John Peers con quien alcanzó otras dos finales (Wimbledon y Nueva York 2015). Entre las mujeres, Jelena Jankovic, Martina Hingis y Bethanie Mattek-Sands fueron las partners más compatibles con Jamie. Pero, ¿Qué tan complicado es elegir a un compañero de dobles para lograr grandes objetivos?

“Es difícil. Es difícil dos grandes jugadores que armen un gran equipo. Es importante que primero encuentres a alguien con el que te gusta compartir el tiempo, porque pasan muchas horas juntos, ya sea jugando dentro de la cancha o estando fuera de ella,
como en los entrenamientos, los hoteles, los viajes. Si no te llevás bien fuera de la cancha, es imposible estar bien dentro del court en los momentos de mucha presión. Es importante también que los dos entiendan lo que el equipo tiene que hacer en un partido, porque si cada uno juega a su manera, el equipo no va a tener éxito. Esto no significa que seamos jugadores iguales, podemos ser muy distintos, pero complementarnos muy bien. Por ejemplo, con Bruno Soares somos muy diferentes como jugadores, pero podemos funcionar muy bien como pareja. Yo uso sus habilidades para mejorar las mías. El devuelve muy bien, entonces mis habilidades en la red se incrementan”.

Admirador del es doblista Daniel Nestor, al cual lo define como el mejor de su generación, Jamie cuenta la inolvidable experiencia de jugar junto a su hermano Andy. Unidos en su infancia por la Masacre de Dunblane (ambos se escondieron debajo de las mesas de una de las aulas en el momento en que Thomas Hamilton mataba a un profesor y a 16 chicos antes de suicidarse), el tenis los cobijó al igual que su madre Judi, actual entrenadora del equipo femenino de Fed Cup de Gran Bretaña. Andy y Jamie alcanzaron, en su etapa de juniors, la semifinal del US Open como duplas. Ahora ya instalados en el circuito profesional hace tiempo, las condiciones siguen siendo las mismas:

En la masacre de Dunblane, en la cual estuvieron Jamie y Andy, fueron asesinados 16 niños y una profesora en la escuela primaria de dicha ciudad escocesa. Ocurrió en 1996. (Foto: Marca)

La dinámica es diferente cuando juego con mi hermano. Jugamos partidos increíbles, por ejemplo, en la Copa Davis. Es distinto porque cuando juego dobles, con Bruno (Soares) o Neil (Skupski), somos iguales en términos de nivel en el juego, pero cuando lo hago con Andy, el es uno de los mejores tenistas que haya tenido este deporte. Más que nada en la comunicación. Es mi hermano y puedo ser más honesto con él, más directo. No es ni mejor ni peor, es distinto. Cada vez que jugamos junto vamos mejorando más. La última vez que lo hicimos en Washington el año pasado fue increíble, porque no sabíamos si algún día Andy iba a poder volver a jugar al tenis y volver a disfrutar dentro de la cancha. Eso fue maravilloso. Jugar con tu hermano, el deporte que amás, competir dentro de la elite del tenis y representar a tu país, es una sensación increíble, no hay mucha gente que pueda sentir eso. También, cuando juego con él, no me tengo que preocupar por su actitud, yo sé que él quiere ganar igual o mas que yo, se que es un profesional al 100%, y en especial en los momentos de mucha presión, el ya sabe lo que eso significa. Entonces eso es una ventaja saber que él puede manejar la presión incluso mejor yo. Eso te da mucha calma y confianza que no se logra con ninguna otra pareja“.

Judi Murray es la actual capitana del equipo británico de Fed Cup y mentora de dos de los máximos exponentes del tenis mundial en su país. (Foto: Pulzo)

“Yo estoy agradecido a la vida que tengo y a lo que he logrado hasta ahora. Estoy
agradecido de poder viajar por el mundo, jugar tenis delante de personas que te apoyan, jugar contra los mejores y en los mejores torneos. Es increíble para mí. Creo que esos sentimientos me van a faltar cuando me retire y trato de no pensar mucho. Mientras me sienta bien y siga con un nivel competitivo, seguro que voy a continuar sin importar mucho la edad”.


El tenis y el fútbol, dos pasiones de los hermanos Murray

Andy y Jamie crecieron siendo fanáticos del Hibernian Football Club de Edimburgo, club donde supo jugar su abuelo materno. En Inglaterra, Sir Alex Ferguson y el mediocampista escoces Darren Fletcher fueron los culpables por su amor por el Manchester United desde chico.

¿Podes ver partidos cuando viajas?

“Si, hoy es posible ver todos los partidos en cualquier lado. Si tengo el tiempo, seguro,
pongo la laptop o la televisión y miro lo más que puedo. También hago “Fantasy
Football” todas las temporadas con mi hermano y unos amigos. Eso es lo mejor cuando viajas, porque te mantiene ligado a los equipos y resultados, sabes los nombres de los jugadores, y te interesa el resultado, y vos estas ahí arengando a ese jugador”.

Roy, el abuelo materno de los hermanos Murray, jugó para el Hiberbian de Escocia. (Foto: Daily Record)

¿Tenes algún jugador de fútbol que admires por los logros y te gustaría llegar a eso en el tenis?

“Es difícil porque el tenis es individual y el fútbol es en equipo, no tengo un jugador que
realmente quiera copiar, pero a veces me imagino que sentiría haciendo un gol en frente de 100 mil personas en una final llena de adrenalina“.

Las comparaciones son odiosas, sobre si se trata de igualar al tenis con el fútbol. A veces, las usamos para dimensionar la figura de una estrella u otra, de un deporte hacia otro totalmente distinto en su idiosincrasia. El dúo Federer-Nadal, según Jamie, se acerca a otra de las rivalidades más grandes de la historia de esta parte del siglo:

Messi es como si fuera Federer. Ambos son el deporte visto como un arte. Son únicos. Sus habilidades son increíbles y probablemente nunca haya nadie como ellos de nuevo. Todos comparan a Messi con Cristiano Ronaldo, pero yo disfruto de los dos. Son como Federer y Nadal, son dos cosas distintas y son los mejores. Son diferentes en cómo compiten, como se mueven, como interactúan con la gente. Nadal es Ronaldo, y Federer es Messi, para mí. De igual forma, en el tenis prefiero a Nadal, porque yo crecí con él, y los dos somos zurdos, obvio que disfruto de Federer, pero yo disfruto de Nadal y Messi”.

Jamie es fanático del Manchester United en Inglaterra por sus compatriotas Sir Alex Fergusson y el futbolista Darren Fletcher. (Foto: Página Oficial Manchester United)

Situación: Final de Liga de Campeones, Manchester United vs Barcelona, y en el otro canal, final de Grand Slam entre Federer y Nadal. ¿Qué miras?

“¡Los 2! (Risas). Pero en realidad, creo que miraría más Federer-Nadal, porque ambos
están haciendo historia, están jugando por ser el mejor. Uno nunca sabe
cuando se va a acabar. Djokovic podrá alcanzarlos, o Nadal o Federer seguirán ganando. No sabes lo que puede pasar, así que no te lo podés perder. En cada partido, en cada Grand Slam siguen haciendo historia. Novak y Rafa son más jóvenes que Roger y tienen más tiempo, pero la pregunta es si se podrán mantener al nivel de Federer a esa edad”.

Foto: The Sun