La estadounidense se retiró lesionada tempranamente de la final del WTA de Toronto y rompió en llanto.



La joven Bianca Andreescu se convirtió este fin de semana en la heroína local en el WTA Premier de Toronto. La canadiense de 19 años levantó el título en su tierra natal pero quizás no de la manera más deseada. En la final del certamen, Serena Williams solo duró cuatro juegos ante Andreescu cuando estando 3-1 abajo decidió retirarse del partido por molestias físicas. E inmediatamente su rival fue a hablar con ella y tuvo una conmovedora reacción que cautivó al público. “He seguido toda tu carrera y eres una puta bestia. Pero las lesiones son cosas que ocurre.”, fueron las palabras de la flamante campeona de Toronto al momento de levantarle el ánimo a la estadounidense.


Foto principal: Sky Sports

Deja un comentario