El capitán argentino de Copa Davis dejó en claro que, parar permanecer en ese puesto y en el de Director de Desarrollo, el que debe ganar las elecciones de la AAT es Batata.


Crece la tensión a pocos días del sufragio para elegir al nuevo presidente de la AAT. Ya hemos repasado las intenciones de Agustín Calleri y de José Luis Clerc, los dos candidatos por oposición y oficialismo, respectivamente. Ahora, quien sale a poner puntos sobre las íes es nada menos que Daniel Orsanic.

La postura

Sucede que, si el Gordo gana las elecciones, pretende apartar a Orsa de su rol de Director de Desarrollo de la AAT. No así -inicialmente- de la capitanía en la Davis. Esto no parece ser del agrado de Daniel, a pesar de empatizar con ambos postulantes: “Sigo de cerca a las elecciones, pero hay un montón de cosas que no sé. En lo personal tengo una muy buena relación con los dos (Clerc y Calleri)” sostuvo. 

A su vez, marcó la diferencia si gana uno u otro en cuanto a su rol dentro de la Asociación: “En lo profesional tengo la certeza de que voy a seguir trabajando como Director de Desarrollo si gana la lista de José Luis. No creo que siga en ésa tarea si vence la lista de Calleri. Mi continuidad de trabajo en este sentido responde a si triunfa o no la lista de Clerc”.

Veremos si finalmente, con el resultado puesto, el capitán argentino decide permanecer en este rol si gana Agustín. O si gana Batata, poder continuar con lo que viene realizando hasta ahora. En una partida de ajedrez que será de acá hasta la votación, Orsa quiere ser el caballo de batalla y serle útil al resto de los que conforman la AAT, siempre y cuando no le corten las alas.

En el medio de este revuelo, Orsanic debe pensar en cinco apellidos para jugar la serie del 6 y 7 de abril en San Juan ante Chile. Se presume que Diego Schwartzman, Guido Pella y Nicolás Kicker son números puestos. No estarán por diversas razones Juan Martín Del Potro, Leonardo Mayer y Federico Delbonis.

Fotografía principal: La Nación.