Sergio Giorgi arriesgó su vida en el enfrentamiento bélico contra Gran Bretaña y hoy es entrenador de su hija en el circuito WTA.


A 37 años de la Guerra de Las Islas Malvinas, la historia de Sergio Giorgi construye un puente entre el mundo del tenis y el crudo pasado argentino. Nacido en La Plata, el padre de la tenista italo argentina Camila Giorgi, actual N° 29 del ranking, formó parte de la X Brigada Mecanizada Teniente General Nicolas Levalle, un cuerpo del ejercito creado en La Pampa que continuó funcionando en la capital bonaerense durante el periodo bélico.

Sergio Giorgi. (Foto: Twitter)

En territorio insular, hizo base en el cuartel de los Royal Marines, en las afueras del Puerto Argentino. “Vamos de vacaciones, no va a pasar nada”, le llegó a decir a sus padres cuando fue notificado para ir a las islas a los 19 años. “Vi compañeros morir, aunque evité mirar sus cuerpos. Estuve por lo menos cuatro veces cerca de la muerte. Tuve la suerte de salir vivo de ahí.”, aseguraba Sergio sobre lo vivido en la guerra ante los medios ingleses en Wimbledon 2012, torneo donde Camila avanzó hasta la tercera ronda viniendo desd la qualy.

Una vez finalizada el conflicto armado, volvió a La Plata para estar con su familia en junio de 1982. Luego recibió una beca para estudiar medicina en Roma y allí fue donde conoció a Claudia Fullone, mamá de su hija tenista.

Sergio y su hija Camila Giorgi. (Foto: Twitter)

Sergio supo dar vuelta una de las páginas más duras de su vida (además sufrió la muerte de otra hija debido a un accidente automovilístico) para volcarse al tenis, sin haber tenido ningún tipo de relación con dicho deporte hasta que tomó las riendas de Camila en el circuito.


La historia de Jose Luis Baez

El padre del juvenil Sebastián Baez estuvo en la enfermería argentina en las Islas Malvinas. A los 18 años salió sorteado para hacer el servicio militar en la Marina y debió viajar al territorio ya ocupado por los británicos. Una vez finalizada la guerra, volvió a Buenos Aires donde conoció a su mujer Elena, con la cual tuvo tres hijos, entre ellos Sebastian, ex N°1 del mundo junior.


Esta es una pequeña parte de todo lo que sufrieron nuestros héroes de Malvinas. Una historia que revive cada 2 de abril lo peor de una de las etapas más oscuras de nuestro país. Como Sergio y Jose Luis, como tantos otros. Por ellos, y sus corazones valientes. Por las madres que aun siguen esperando a sus hijos, y por las que murieron en el intento. Por la memoria de los caídos, por esas almas mártires que se sacrificaron por una causa nacional ajena a su extinta juventud. Por ellos y para ellos, gracias. Nunca nos olvidamos de ustedes.

Foto principal: Clarín