El rosarino volvió a gritar campeón y quiere aprovechar este importante envión anímico.


Renzo Olivo poco a poco comienza a salir de su calvario tenístico. Este fin de semana levantó un título por primera vez desde 2016 en el circuito ATP Challenger tras imponerse en la final del torneo de San Benedetto, Italia, ante el local Alessandro Gianessi. Tras alcanzar uno de los momento más emblemáticos de su carrera en Roland Garros 2017 (victoria ante el, por aquel entonces N° 11 Jo-Wilfred Tsonga en primera ronda), el integrante del equipo argentino campeón de Copa Davis 2016 estuvo paralizado por las constantes lesiones y molestias físicas durante gran parte de la temporada pasada, lo que contribuyó a un brusco descenso en el ranking ATP y a un eventual comienzo desde cero, llegando a estar 520° en octubre del año pasado.

Ya ahora metido nuevamente en el Top 300 (Ver Rankings ATP y WTA actualizados), el rosarino de 27 años, ex 78°, está motivado para lo que viene: “Trabajé muy duro para llegar hasta aquí. Estuve muy cerca del colapso mental, eso me hubiera llevado a colgar la raqueta. Pero salí de ese momento y estoy listo para volver a empezar con mucha más energía”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Feliz de volver a gritar campeón 🏆🏆después de un tiempo largo. Han sido tiempos difíciles y hoy puedo decir que estoy volviendo a disfrutar dentro de una cancha de tenis, eso es lo que más feliz me hace y más aún cuando viene acompañado de resultados. Son muy pocos los que realmente saben lo que pase estos 2 últimos años, mi equipo y los que me quieren que han estado cerca, confiando y tratando de darme fuerzas para sacarme adelante, agradecido a ellos y a mi equipo de trabajo Ale, Emi, Luciano, Pato, Andres M, Andres B, Pablo, nuevamente GRACIAS!!! Y un gracias enorme a @apositivorefans por confiar en mi siempre! A seguir para delante para lograr nuevos objetivos! 💪

Una publicación compartida de Renzo Olivo (@renzolii) el


Foto principal: Twitter