La jugadora belga charló mano a mano con BATennis desde Melbourne. 


Te puede interesar:


En Leuven, una ciudad bastante cerca de Bruselas,la capital de Bélgica, Elise Mertens encontró la vida en 1995. Hoy, 24 años después, la vida la encuentra inmersa en el mundo del tenis femenino, ese espacio en donde las odiosas comparaciones con el planeta masculino florecen antes que las virtudes propias de las chicas, pero que dentro de ellas, yacen las herramientas necesarias para brindar espectáculo en tanto al tenis en este caso se refiera. La belga, actualmente en el 17° lugar del ranking WTA, es una de los nuevos nombres que buscan tomar la pesada posta que oscila entre las mujeres y su deseo de tener un reconocimiento aún más propio.

A pesar de que viaja mucho, a Mertens le gusta mucho estar en su casa y acompañada de sus mascotas. (Foto: Instagram personal)

Cuando tocó el 12° puesto (mejor ubicación) del ranking WTA a finales de 2018, Mertens comenzó a ver el TOP 10 como un objetivo serio en su carrera no tan distante. Sin embargo, la belga es realista y es cauta a la hora hablar de sus metas en el circuito: “Siempre es un objetivo ser TOP 10, pero no es fácil. Si tenés buenos resultados en los Grand Slam, ganas muchos puntos y reducís la diferencia con las chicas que están arriba, entonces sí es posible. Igual todavía hay mucha distancia entre ellas y yo. Pero si sigo jugando bien, sin lesionarme y ganando partidos, eventualmente va a pasar, pero no es un objetivo en sí mismo”.

Uno de los mejores resultados de la temporada pasada para Elise fue sin dudas, la consagración en el dobles femenino del Abierto de los Estados Unidos junto a la bielorrusa Aryna Sabalenka. En épocas del primer Grand Slam del año en Melbourne, donde en la jornada de hoy disputará la segunda ronda, Mertens recuerda ese momento, uno de los más significativos de su carrera. “El título en el dobles del US Open el año pasado fue una experiencia única. Me la gustaría repetirla en singles. Hice cuartos en Nueva York en 2019 y espero hacerlo mejor esta temporada”, añora.

Mertens y Sabalenka con el trofeo del US Open 2019. (Foto: US Open)

Desde los 4 años que la ganadora de 5 títulos WTA juega al tenis y al igual que muchas otras tantas mujeres (y hombres, porque no), creció viendo y admirando a Kim Clijsters. Hoy en día, el deporte las unió mucho más de lo esperado. Mertens entrena en la Academia de la ex N°1 del mundo cada vez que se encuentra en Bélgica y no sale de su asombro a la hora de hablar del regreso de su ídola:

“Tengo una muy buena relación, practicamos juntas cuando estoy en casa. Juega
impresionante, le pega muy limpio a la pelota. Ahora está concentrada en su propia  preparación. Se retiró cuando yo era chica y siempre la tuve como un modelo a seguir. Es increíble que vuelva a jugar. Hay tantos años entre su último partido y ahora, es increíble. Va a ser muy interesante y bueno para el tenis su vuelta”.

Elise tiene una muy buena relación con Kim Clijsters, su ídola de la infancia. Se rumorea que harán equipo en los Juegos Olímpicos 2020. (Foto: Het Nieuwsblad)

Foto: ABC