Una sentida reflexión del tenista cordobés sobre la distinción de “Deporte paralímpico”.


A raiz de su nominación a mejor deportista paralímpico del año en los tradicionales Premios Olimpia, Gustavo Fernandez hizo una sentida reflexión y expresó su opinión y su malestar por la diferenciación del deporte olímpico y el paraolímpico:

“Hace 2 años me dieron el Olimpia de Plata. Sin embargo, ese día me sentí discriminado y afectado como pocas veces en mi vida. Poco importa lo que hagamos como deportistas: se nos mide con una vara distinta. No importa cuanto trabajemos para mejorar, para evolucionar, para crecer en cualquier aspecto de nuestro deporte. Nunca vamos a pasar la barrera que se genera socialmente pura y exclusivamente por la discapacidad”.

“Lo que deberíamos hacer es naturalizar su condición, informarnos, y de esa forma, entender de que se trata la discapacidad para generar una real inclusión”.

“El deportista paralímpico debe tener la oportunidad de ser considerado por igual, creer que deportivamente tiene el mismo valor para que pueda seguir con su desarrollo y crecimiento”.