En un ambiente de Copa Davis, Leonardo Mayer sacó a relucir toda su potencia y experiencia para doblegar al crack chileno Nicolás Jarry. El Yacaré avanzó a la segunda ronda del Australian Open 2019 y charló con BATennis.

El partido contra Jarry, tuvo un claro ambiente de Copa Davis. La hinchada chilena estuvo excesivamente ruidosa. ¿Te motivan estos partidos, estos ambientes?
La verdad que a veces sí y a veces no. La verdad es que a este partido ya lo venía masticando desde que salió. Ya sabía que iba a pasar esto. Igual que cuando se juega una Copa Davis de visitante. Vos sabes que te va a tocar esto, vos sabes que te van a gritar, vos sabes que te van a festejar, entonces tu cabeza se acomoda a la situación que vas a vivir. Siempre te esperas lo peor. Es muy bueno no darle la chance a la gente para que se prenda y entre en ese juego, porque si me ganaba un set al principio ahí cambiaba un poco. Yo jugué bien y no les di esa chance al igual que el año pasado, ya sabía lo que iba a pasar. Eso es bueno, ya estaba preparado. Una cosa es ir a la cancha a jugar contra alguien y que de repente se junte esa gente y haga ese quilombo, eso es diferente, pero acá yo ya sabía lo que iba a pasar.

Está claro que te gusta jugar con un público que no se queda totalmente callado, eso se ve en los interclubes y en el torneo de Buenos Aires.
La verdad es que el Interclubes es la primera vez que lo juego, y lo usamos mucho para entrenar a un muy buen ritmo de competencia. Hubo partidos que nos matamos, con mucho calor y nos sirvió mucho para esto que venía. Sí, me gusta cuando la gente alienta. No me gusta el desubicado, el que te dice cualquier cosa. Hoy justo pasó que me gritaron cualquier cosa directo. Otra cosa es que hagan sus cantos, es molesto pero no pasa el límite de la falta de respeto. Eso sí me gusta, los cantos, lo otro no. Yo mismo he parado a algunos argentinos en otros lados, porque a veces se desubican y eso no me gusta. Es un partido de tenis, no nos vamos a matar por un partido. Es mi trabajo y es el trabajo del otro. Nosotros de esto comemos, entonces nosotros tratamos de jugar lo mejor posible. Los desubicados me molestan, pero el público que alienta con respeto me gusta.

¿Cómo llevan los viajes con ti hijo Valentino?
Lo llevamos muy bien. Mi mujer se ocupa muchísimo, porque imagínate, un día como hoy, yo me fui a las 8am y la vi cuando termino el partido a las 4 de la tarde, así que imagínate, ella se ocupa mucho y eso hace que yo me pueda liberar un poco para seguir con esto. Nosotros elegimos esto y la verdad es que vamos bien. Vinimos acá el año pasado y Valentino no caminaba y ahora camina, así que vas teniendo un montón de fotos y videos de todas las etapas que van pasando.

¿Te motiva tenerlo cerca cuando competís?
Si, si, es muy motivante, pero a veces como el circuito va tan rápido, uno se enreda y se va un poco por ahí, y la motivación la dejas de lado. Pero lo que tiene es que ahora viajo más porque voy con ellos, entonces no me importan otras cosas como extrañar por ejemplo. Esto hace que juegue mejor, que pueda jugar más semanas seguidas y a full porque si viajás solo un mes y medio es muy difícil. Ya soy grande para eso, antes cuando era chico mucho no me importaba, pero ahora estoy más grande y me afecta, así que, que estén conmigo hace una gran diferencia.

Llevas muchos años en el circuito, en todos estos años ¿cambiaste tus rutinas antes y después de los partidos?
La verdad es que antes calentaba más tiempo en cancha y ahora caliento menos. Le saqué más o menos 10 minutos. Antes hacia 40 minutos y ahora más o menos 30 y a veces menos. Me di cuenta que es una entrada en calor, es un movimiento. Después si, calentás bien antes de jugar. Y después de los partidos me ocupo mucho mas de mi físico de lo que me ocupada antes. Además hay un montón de métodos nuevos, y entonces los vas incorporando, pero si, a la mañana me mido con unos sensores que me pongo, que estamos usando con un kinesiólogo que los chequea en una computadora después de los partidos, después de la fatiga y el cansancio. Y si, necesito más tiempo que antes para recuperarme.

¿Qué hay en la playlist?
Uh, de todo, muy variado. El otro día empecé con Sabina, tengo 2 temas muy “hiteros”. Yo soy muy “hitero”. Tengo 2 o 3 de los hit, y después me gusta mucho Marco Solis, tengo muchos temas de él, eso sí tengo mucho. Y después muy variado, tengo Damas Gratis, Fito Páez, Spinetta, pero todos hits, conozco 1 o 2 canciones de cada uno, de los álbumes nada.

¿Mate, tereré, como te arreglas en los viajes?
Si, el mate va a casi a todos lados. Acá vino, pero trajimos solo medio kilo de yerba y se nos terminó, así que andamos medio escasos.