El tenis pocas veces deja tiempo para conclusiones. No obstante, siempre BATennis se toma un tiempo más para analizar…


Apenas terminado ayer el M1000 de Madrid, donde Alexander Zverev logró su tercer título de esta categoría ante Dominic Thiem (6-4 y 6-4), ya pasamos la página hacia el M1000 de Roma, donde el joven germano defiende su corona del año pasado en el Foro Itálico.

A continuación, analizaremos algunos de los sucesos más relevantes de Madrid que podrían tener repercusión en lo que resta de la temporada:

Zverev, realidad absoluta

Por sí a algunos todavía le quedaban dudas sobre su potencial, el Principito alemán de apenas 21 años se encargó de dilapidarlas. Se llevó su tercer M1000 (quinto con más títulos de esta categoría en activo, detrás del “Big 4”). Demostró un nivel excelso, sin ceder un set en todo el torneo y, ampliando, ¡sin ceder su saque! (sólo Roger Federer logró esta hazaña en Cincinatti 2012 y 2015).

Consolidado en el tercer puesto del ranking (y segundo de la Race), con una madurez impropia para su edad, todo apunta a que Zverev será uno de los candidatos en Roma y Roland Garros. Los grandes siguen siendo su debe, donde aún no ha alcanzado cuartos de final en ninguno. ¿Logrará romper esa barrera en París?

Nadal, humanizado


El balear venía de una racha histórica de 50 sets consecutivos ganados sobre polvo de ladrillo (récord absoluto en una superficie), ganando todos sus partidos con una superioridad insultante, y de levantar su ¡11°! Trofeo en Montecarlo y Barcelona. Sin embargo, como comprobamos a menudo en el deporte, Nadal es humano. No tuvo su mejor día ante Thiem en los cuartos (que jugó a un nivel extraordinario).

Rafa no logró defender su título en Madrid de la temporada pasada y por ello, Roger Federer vuelve al número uno, al menos por esta semana. Da la sensación de que necesitaba esta derrota, para poner freno a la racha de partidos acumulada y descansar unos días de cara a Roma y Roland Garros, donde es sin dudas el gran favorito. ¿Podrá alguien frenar a La Fiera?

La “Next Gen” trepa cada vez más alto


Gran semana para los jóvenes, desde el británico Kyle Edmund que logró victorias resonantes ante Novak Djokovic y David Goffin en este torneo; hasta el canadiense Denis Shapovalov, que alcanzó sus primeras semifinales en esta categoría derrotando a su compatriota Milos Raonic y al mismo Edmund en cuartos de final, en un atractivo duelo generacional. Shapo cayó ante Zverev en otro duelo “Next Gen” en las semifinales, y a la posterior, el alemán se alzó victorioso derrotando a Thiem en la final, en otro choque de jóvenes.

Da la sensación de que de a poco el relevo comienza a aparecer, al menos ante la ausencia de los grandes campeones. Potencial, tenis y talento hay. ¿Conseguirán el mismo resultado en los Grand Slams?

Thiem, brotes verdes en grises

Que el austríaco es un gran jugador, y probablemente de los tres mejores en polvo de ladrillo no quedan dudas. Pero su loza mental a la hora de dar el zarpazo definitivo sigue siendo la gran deuda de Dominic: único jugador en ganar a Rafa Nadal el año pasado (cuartos de final en Roma) y esta temporada (cuartos de final en Madrid), en ambos torneos logró la hazaña de derribar al rival a batir para luego caer en semifinales ante Djokovic (Roma) y en la final ante Zverev (Madrid).

El austríaco alterna momentos de brillantez absoluta con escasez de ideas claras, en parte debido a su juego basado en la potencia de sus golpes. Sin títulos de Grand Slam ni M1000 por el momento, será sin dudas una amenaza en Roma y Roland Garros, pero queda la duda: ¿podrá dar la talla esta vez en las grandes citas?

Novak Djokovic continúa en crisis

La leyenda serbia sigue sin levantar cabeza. Luego de reincorporar a Vajda a su equipo y mostrar un buen nivel ante Nishikori en la primera ronda, Nole cayó ante Kyle Edmund en tres sets, en lo que resultó una sorpresa mayúscula. Ya venía de un tropiezo en la primera ronda de Barcelona, y en Madrid tampoco logró recuperar sensaciones.

Con declaraciones optimistas y haciendo todo lo posible por volver al nivel que lo llevó a ser uno de los mejores jugadores de todos los tiempos, el serbio muestra una actitud contraria en la cancha. Se lo ve sin sensaciones, potencia y, por momentos, desorientado. Quedando dos torneos de polvo de ladrillo, ¿conseguirá encontrar buenos resultados nuevamente?

La lucha por el número #1 es cosa de dos

Parece de ficción que dos jugadores de 31 y 36 años se alternen el primer puesto del ranking sin oposición alguna. Peor aún, sin jugar Federer ningún torneo de la gira de arcillla. Con la caída de Rafael Nadal, Roger Federer vuelve al número uno durante esta semana. De no campeonar Nadal, lo mantendrá hasta después de Roland Garros, donde probablemente el de Manacor recupere el trono ya que Roger defiende los títulos de Halle y Wimbledon (2500 puntos).

No hay momentáneamente posibilidades matemáticas de que otro jugador que no sea él o Rafa alcance el primer puesto, y todo parece indicar que durante lo que resta del 2018 esta será la tendencia. Deberían tener muy malos resultados ambos y que Zverev, tercero actualmente, consiga una temporada de escándalo para destronar a los dos más grandes de la historia. ¿Veremos un nuevo monarca o seguirá siendo un monólogo llamado Fedal?

Fotografía principal: La Gaceta

Deja un comentario