El sueño de Lleyton Hewitt ha terminado; los Estados Unidos jugarán los cuartos de final de la Copa Davis.

Después de perder contra Gran Bretaña en primera ronda en 2014 y 2015, los estadounidenses están a la espera del ganador de Croacia-Bélgica por un lugar en las semifinales.

Un gran resultado para el equipo de Estados Unidos

La victoria por 3-1 fue un gran resultado para el equipo de Estados Unidos y Jim Courier lo reconoció luego del partido: “Después de estos últimos años, esto es muy importante para nosotros.No se puede tomar estas cosas por sentado. Era un partido muy duro en los papeles y lo fue también en la práctica.Para nosotros, estar en segunda ronda es un gran cosa.”

Isner dominó el partido con sus servicios fuertes e imposibles de devolver. De hecho, uno de esos servicios registró el servicio más rápido en la historia de la Copa Davis a 253 km/h. Después del encuentro, Isner lo calificó como “realmente bueno” y bromeó sobre la bolsa de hielo en su codo derecho: “Hice demasiados aces.”

Tomic nunca pudo devolver el saque John cómodamente. La velocidad y ángulos de Isner fueron impresionantes y el partido no podía terminarse de otra manera. El estadounidense sirvió a su ace N°49 para ganar el tie-break, el partido y la serie para los visitantes, 6-4, 6-4, 5-7, 7-6(4).

Isner jugó un partido sólido, no se le puede quitar méritos. Sin embargo, los mediocres primeros dos juegos de Tomic pueden explicar la cómoda victoria del gigante de Greensboro.

Bernie trató de recuperarse en el tercer parcial. Pero su lenguaje corporal durante todo el partido, no mostró la confianza necesaria para ganar el match. Su cabeza estaba en otro lugar. Increíblemente, Tomic cuestionó (e insultó) la enfermedad de Nick Kyrgios durante un cambio de lado.

Con este resultado, los australianos van a luchar para mantenerse en el Grupo Mundial y los Estados Unidos sigues en búsqueda de su título de Copa Davis N°33.

(Foto: Getty Images)