Tras perder la final de la ATP Cup contra Serbia, Rafael Nadal no ocultó su malestar con los fanáticos del equipo rival que se encontraban alentando a Djokovic y compañía en el estadio Ken Rosewall de Sydney.

“Van a la cancha con más sustancias en el cuerpo de las que deberían. Amo que apoyen a los suyos pero también hay que respetar al rival. Algunos no entienden el tenis, piensan que es fútbol”.

Deja un comentario