Cuatro jóvenes que se suman a los australianos Thanasi Kokkinakis y Nick Kyrgios, que dejan de ser promesas y empiezan a dibujar su camino en el tour ATP.

Miami no solo marcó la vuelta de Juan Martín del Potro y la ausencia de Roger Federer. El segundo Masters 1000 de la temporada está siendo testigo de los primeros pasos muy importantes, y algunas ratificaciones de las estrellas que se vienen.

Primero fue el coreano Hyeong Chung, de 18 años y nacido en 1996, que derrotó por 6-0 4-6 y 6-4 a Marcell Granollers.

Ayer, Borna Coric, también de 18 años y nacido en 1996, ratificó lo que viene haciendo en los últimos meses, y se impuso por 1-6 6-3 y 7-6(3) a Andreas Haider-Maurer.

Alexander Zverev, de 17 años, se impuso por 7-5 6-7(5) y 6-4 a Sam Groth para conseguir su primera victoria en un Masters 1000.

Andrey Rublev, también de 17 años, derrotó por 1-6 6-1 y 6-4 a Pablo Carreño Busta y también consiguió su primera victoria en este tipo de torneos.

Son cuatro jugadores de menos de 20 años, cuyos nombres se empiezan a escuchar o leer.

Son seis jugadores para tener en cuenta, y hay más.

Las estrellas del futuro comienzan a plasmar su presente.