La Torre  de Tandil lideraba el encuentro, pero la discusión con el árbitro a causa del ruidoso público chino lo hizo perder el foco.


Juan Martín del Potro se despidió del Masters 1000 de Shanghai en semifinales ante Roger Federer dejando buenas señales de cara al futuro. Sin embargo, la Torre de Tandil se vio envuelta en un conflicto con el árbitro por el ruido que algunos fans chinos generaban y se le soltó la cadena.

En el sexto juego del segundo set Juan perdería su servicio, comenzando un intercambio de palabras con el umpire que repercutió notablemente en el rendimiento del argentino en lo que restaba de partido.

El árbitro le hizo saber que “por lo visto el público no comprendía sus anuncios”. Los molestos ruidos y  las quejas continuaron por algunos juegos más hasta que un traductor se hizo presente en el estadio para calmar a los fans locales.

Foto: Getty Images

Autor: Agustín Ochoa
Facebook: Agustín Ochoa
Twitter: @AgustinOchoa95

 

1 Comentario

  1. Vergonzosa su actitud! cuando nuestros compatriotas gritan sin parar como si todo fuera una copa Davis, con la irrespetuosidad que nos caracteriza, él no abre la boca. Fue muy deselegante. Además de buscarse a un buen coach debería también tener un maestro de buenos modos porque lo que hizo es de cuarta!

Comments are closed.