Hace una semana, 96 tenistas comenzaron su camino. Ya sólo quedan cuatro, que van a luchar por un lugar en la final del domingo en Miami.

Si bien el camino de estos cuatro semifinalistas pudo haber sido más sencillo para unos que para otros, los choques prometen regalarnos un espectáculo a la altura de las semifinales de un Masters 1000. Con mirar el historial de cada uno es fácil darse cuenta que nada está definido.

Andy Murray vs Tomas Berdych (Historial: 6-5 Berdych)

Rivalidad intensa, que empezó en el 2005, cuando el escocés daba sus primeros pasos en el circuito ATP como un chico de 18 años que buscaba ganarse un lugar entre los mejores. Casi 10 años después, Andy Murray y Tomas Berdych chocarán por duodécima vez este viernes y este encuentro promete ser una vez más muy ajustado.

Murray ganó el último partido entre los dos, en la misma ronda del Abierto de Australia, y buscará nivelar el historial a seis partidos por lado, para así avanzar a su segunda final de la temporada.

Berdych, por su parte, intentará alcanzar su tercera final del año, y se mostró más consistente luego de estar muy cerca de la derrota en su choque con Bernard Tomic, un partido en el que tuvo que salvar cuatro match points y que, después, dominó en el tercer parcial para triunfar.

Novak Djokovic vs John Isner (Historial: 6-2 Djokovic)

A primera vista, Novak Djokovic parece ser el gran favorito para ganarle a John Isner en la segunda semifinal de Miami.

Al fin y al cabo, el serbio es el número uno del mundo, campeón defensor del certamen y viene de consagrarse en Indian Wells hace menos de dos semanas. Además, lidera el historial entre los dos por 6-2.

Sin embargo, si se observan en detalle cada uno de los encuentros entre ellos, se puede ver que casi todos fueron partidos muy ajustados, terminando muchas veces al límite de tres o cinco parciales. Además, ambos tuvieron caminos muy diferentes durante el torneo.

Isner perdió sólo un set camino hacia las semifinales, en los octavos de final frente a Milos Raonic, y además jugó un partido casi perfecto frente a Kei Nishikori en los cuartos de final.

Por su parte, Djokovic tuvo un torneo con muchos altibajos, pero siempre supo encontrar un modo para terminar sus encuentros con el triunfo. Este será un choque de semifinales que promete ser muy interesante.