Un día son buenas, otros malas, pero parece que la celebración del Abierto de Australia 2021 hoy cuenta con viento a favor.


No es un dato menor, es que da la sensación de que la fibra más importante sobre la reanudación del circuito ATP en el 2021 depende de una célula madre: El Abierto de Australia.

El mundo del tenis aguarda y sigue con mucha atención las conversaciones y posteriores decisiones que llegan desde Oceanía. Es que no es para menos. La celebración o no del primer Grand Slam del año, incluyendo su fecha de inicio, ordenará el arranque del calendario para el año entrante.

Todo parece indicar que el Abierto de Australia comenzaría el 8 de febrero de 2021, retrasando dos semanas el inicio estipulado en primer término. El torneo finalizaría el 22 de febrero lo que provocaría un reacomodo y reordenamiento del calendario ATP y WTA. La gira sudamericana de polvo de ladrillo, junto a los torneos indoor europeos quedan a la espera de esta confirmación ya que se verían seriamente afectados.

Australia ha logrado neutralizar y dominar el Coronavirus y por ende no tienen intenciones de que el virus vuelva a filtrarse.

Entre el 15 y el 17 de enero podrían ingresar los jugadores y jugadoras al suelo australiano de manera absoluta y sin excepciones. Todos deberán cumplir una estricta cuarentena en una burbuja diseñada por Tennis Australia hasta el 31 de enero. Los tenistas podrán entrenar e ir al gimnasio acompañados por una persona por equipo. Los jugadores podrán pasar como máximo 5 hs fuera de sus habitaciones siempre que sea para entrenar o ir al gimnasio.

Si todos los actores dieran negativo a su último test de covid luego de la cuarentena ellos podrán hacer vida normal en Melbourne. Tendrían la posibilidad de circular libremente por la ciudad.

Si los jugadores y la ATP aprueban las medidas propuestas por Tennis Australia, el calendario quedará completamente rediseñado con la posibilidad de que toda la actividad de tenis se concentre en oceanía entre enero y febrero dfe 2021.

Fuente: Punto de Break