La consagración de Báez coincide con las declaraciones de Holger Rune, el joven danés quién se quejó del ranking congelado y explicó cómo perjudicó a la nueva generación.


Sebastián Báez se coronó este domingo en el Challenger de Santiago 3 en Chile, su cuarto título del año (tercero en tierra trasandina) y además, suma otras tres finales en el circuito. A partir de mañana su ranking marcará el estreno en el Top 125, su mejor registro hasta el momento. Sin embargo, las impresionantes estadísticas del conducido por Sebastian Gutierrez no parecen encasillar con su número en el escalafón mundial.

Sin desmerecer la muy buena posición que ostentará a partir de mañana, lo cierto es que podría haber estado un poco más arriba, codeandose con la entrada al Top 100 o incluso dentro de el.

En las últimas horas, el danés Holger Rune, el joven de 18 años que enamoró a varios en primera ronda del pasado US Open al ganarle un set a Novak Djokovic, hizo un sentido descargo en redes sociales sobre como afectó y todavía afecta la normativa del ranking congelado que se implementó debido a la pandemia del coronavirus.

A pesar de ya ser un sistema extinto desde la disputa del torneo de Cincinnati, Rune habla sobre las dificultades que representó esta medida para con los jugadores de la nueva generación a los cuales se les imposibitó ver reflejado su rendimiento en el ranking:

“La ATP se la puso difícil a muchos jóvenes, incluyéndome, por la medida del ranking congelado. Mirando dos años hacia atrás y con el ranking normal, hoy estaría N°62, no 124°. Eso importa, porque cuando eres ambisioso y trabajas duro, claro que importa, quieres tu recompensa. Con esa clasificación podría entrar en mejores torneos. Me siento cansado y enojado porque creo que el sistema es injusto. Tenemos que competir en igualdad de condiciones”, se descargó el danés.

Siguiendo su caso, Francisco y Juan Manuel Cerúndolo, y el reciente ganador de Santiago, Sebastián Báez, entre otros, también fueron y son damnificados por el congelamiento del escalafón. Ahora, ya de vuelta a la normalidad, sus rendimientos sigue altos y el ascenso a mejores puestos será un hecho innevitable si siguen por buen camino.

Foto principal: Legión Sudamericana