Serena Williams se reencontró con la victoria en el WTA de Auckland y, por primera vez desde el Abierto de Australia 2017, levantó un título en el circuito. La estadounidense superó a su compatriota Jessica Pegula por 6-3 y 6-4 para adjudicarse el torneo neozelandés, su primer lustro como mamá y el N°73 de su carrera.

Además, la menor de las hemanas Williams tuvo una acción ejemplar al donar la totalidad de su prize money ganado para ayudar a los damnificados por los incendios en Australia.

Foto: WTA