La controversia arrancó con en una entrevista a Serena Williams hecha en la Rolling Stone hace cuatro días.
Mientras la actual número uno del mundo hablaba con su hermana Venus por teléfono, se refirió a una de las jugadoras dentro de las Top 5 que está actualmente enamorada.
“Ella arranca cada entrevista con un Estoy tan feliz. Soy tan afortunada.- Es tan aburrido”. “Ella no va a estar invitada a las mejores fiestas y, si quiere estar con el muchacho de corazón negro, que lo haga”.
(el periodista Stephen Rodrick fue quien le realizó la entrevista y quien escuchaba la conversación en dónde supuso que Serena se refería a la relación que tiene Maria Sharapova con Grigor Dimitrov, antes vinculado a un romance con Serena).

Hoy, en una rueda de prensa en Londres, Maria Sharapova le contestó:
“Nos tenemos un tremendo respeto por lo que hacemos en la cancha. Sólo pienso que ella debería hablar sobre sus logros, sus hazañas, en vez de todo lo demás que genera atención y controversia.”
“Si quiere hablar de algo personal, quizás debería hablar de su relación y su novio que estuvo casado y ahora se está divorciando y tiene hijos”.
“Que hable de otras cosas, pero ahora atrae atención a otras cosas. Tiene tanto en su vida, muchas cosas positivas, y yo creo que de eso debería (hablar)”.

Sharapova hace referencia a la relación sentimental que, supuestamente, une a Williams con su entrenador, Patrick Mouratoglu, que hasta hace poco estaba casado.

Nunca se confirmó que Serena se refería a Maria en su conversación. Se sabe que entre ellas no existe la mejor de las ondas. Y luego de estas declaraciones, la número uno y dos del mundo, que se cruzaron en la última final de Roland Garros extienden su rivalidad más allá de las pistas.

Foto: Getty Images