Murray la sigue peleando en el circuito y buscará volver a disputar una semifinal en su carrera en el circuito.


A los 34 años y con dos operaciones de cadera encima, Andy Murray todavía transita el arduo camino que implica el retorno a los puestos de vanguardia en el circuito mundial. El británico se encuentra disputando esta semana el ATP 250 de Metz, en Francia (donde la semana pasada jugó un Challenger), gracias a un wild card y por ahora, lo está sabiendo aprovechar muy bien. EL actual 113° del ranking volvió a la instancia de cuartos de final de un certamen en el tour luego de dos años, siendo en Amberes 2019 su última vez y en donde se consagraría campeón.

Andy Murray y Hubert Hurkacz entrenando juntos en la previa del ATP 250 de Metz (Foto: Twitter Hurkacz)

El local Ugo Humbert y el canadiense Vasek Pospisil son los rivales que sorteó Sir Andy en su periplo en tierras galas, donde cada vez se está reencontrando con más fuerza con su mejor tenis. “Jugué muchos partidos en este último tiempo. Mi cuerpo se siente bien y estoy comenzandoa agarrar más confianza. Los resultados están llegando y mi tenis está mejorando”, expresóun ilusionado Murray, quien mañana irá en búsqueda de las semifinales cuando enfrente al primer preclasificado, el polaco Hubert Hurkacz.

Foto principal: ATP